Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 17 mayo |
San Simón Stock
home iconEspiritualidad
line break icon

Libby Osgood, la científica de la NASA que se hizo monja católica

LIBBY OSGOOD

cnd-m.org

Sandra Ferrer - publicado el 18/01/21

Descubrimos la bonita historia de una mujer que abrazó la vida religiosa tras una exitosa carrera como ingeniera aeroespacial. Ahora compagina a la perfección su fe y su pasión por la ciencia.

Fe y ciencia. Un binomio que ha provocado un debate eterno a lo largo de la historia y que muchas personas, con su ejemplo de vida y con sus convicciones férreas, han demostrado que son dos aspectos que pueden ser fácilmente compatibles.

Son muchos los científicos y las científicas que han creído en Dios y así lo han manifestado públicamente. Algo que a Libby Osgood le costó mucho tiempo hacer.

Libby es ahora una mujer con las ideas muy claras, pero hace unos años, sufrió la incertidumbre de expresar a los demás sus profundas creencias religiosas.

Libby es una mujer de origen canadiense que había enfocado su vida al mundo de la ciencia. Con tal solo veintitrés años se encontraba trabajando como ingeniera de sistemas en la NASA. Y por delante tenía una brillante y prometedora carrera en el mundo de la ingeniería aeroespacial.

LIBBY OSGOOD
Facebook L.O.

A pesar de la imagen que pudiera dar externamente, en el interior de Libby empezaron a surgir dudas que la llevaron a hacerse un sinfín de preguntas. Su trabajo no le llenaba al cien por cien y decidió tomarse un tiempo para ella. Se marchó a Kenya donde colaboró con una organización de ayuda a la infancia.

Como ella misma relató al America Jesuit Review, “en Kenia vi en sus gentes lo que significaba irradiar amor de Dios”. De regreso a casa, dejó su trabajo y se marchó a Charlottetown, en Canadá, para trabajar como profesora de ingeniería en la Universidad de la Isla del Príncipe Eduardo. Durante seis años, compaginó la enseñanza con sus propios estudios de doctorado.


Mary Kenneth Keller

Te puede interesar:
3 monjas científicas cuyos talentos de dejarán con la boca abierta

Poco a poco, Libby se fue introduciendo en la comunidad católica de Charlottetown, un grupo de personas con las que compartía la misa, celebraciones y conversaciones sobre teología.

LIBBY OSGOOD
Facebook L.O.

Libertad de creer

En 2015 conoció a una religiosa de la congregación de Notre-Dame, que le explicó su labor evangelizadora dirigida sobre todo a chicas, a las que empoderaban y liberaban el espíritu. Una labor que impresionó mucho a Libby y empezó a abrirle el corazón hacia el que terminaría siendo su destino.

Lo más liberador de todo fue que con aquellas personas que vivían abiertamente su fe aprendió a destapar sus propias creencias. Durante mucho tiempo había creído que las personas dedicadas a la ciencia era mayoritariamente ateas y siempre había mantenido sus ideas lejos de los demás. Ahora empezaba a sentirse liberada y aliviada.

LIBBY OSGOOD
Facebook L.O.

Es probable que cuando Libby conoció a Guy Consolmagno, director del Observatorio Vaticano se decidiera por fin a dar el paso definitivo. Conocer a un hombre de fe que además era astrónomo y doctor en Ciencias Planetarias debió ser para ella algo revelador.

“La ciencia y la religión pueden coexistir”, aseguró entonces cuando se dio cuenta de que podía seguir vinculada al mundo de la ingeniería y abrazar la vida religiosa, algo que durante años ya llevaba madurando en su interior.

El 26 de agosto de 2017, Libby Osgood ingresaba como novicia en la Congregación de Notre-Dame. En la actualidad forma parte de esta comunidad religiosa en Montreal y ejerce como profesora en la Universidad de la Isla del Príncipe Eduardo.

Libby Osgood ha alcanzado sus sueños y lo ha hecho sin abandonar sus propias creencias y siendo fiel a sí misma. Todo un precioso ejemplo a seguir.




Te puede interesar:
El astrónomo vaticano Guy Consolmagno recibe la medalla Carl Sagan

Tags:
astronomiaciencia y fereligiosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
4
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
5
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.