Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 22 octubre |
San Juan Pablo II
Aleteia logo
home iconActualidad
line break icon

Bolivia: La misa en una cárcel luego de ocho meses de restricciones

BOLIVIA

iglesiasantacruz.org

Pablo Cesio - Aleteia Bolivia - publicado el 23/11/20

Los presos de una cárcel de Bolivia y la alegría de volver a celebrar misa tras una larga espera por la crisis del coronavirus

Estaban muy necesitados de un mensaje de esperanza y paz. Pero finalmente lo tuvieron. Los presos del Centro de Readaptación Productiva de Montero (Ceprom) -una cárcel de Bolivia, volvieron a celebrar la misa con alegría.

Esto gracias a la presencia del padre Juan Kukla, párroco de Nuestra Señora Mercedes. Es que la ausencia de la Iglesia en el lugar se dio durante ocho meses por la pandemia del coronavirus.

Según la crónica del portal de la Arquidiócesis de Santa Cruz, los presos expresaron de manera espontánea la alegría de volver a tener la compañía de un sacerdote.

BOLIVIA
iglesiasantacruz.org

A pesar del riesgo de coronavirus

En la cárcel de Montero hay unos 600 presos, prosigue el artículo de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra. Esto hace que el riesgo de contagio de coronavirus sea muy alto. No obstante, se hace énfasis en que la misericordia de Dios también se hizo presente en el lugar. Hasta ahora no se presentó ningún caso de coronavirus.

Pastoral penitenciaria, misa en cárcel 

Detrás de esta visita cargada de esperanza se encuentra la labor de varios voluntarios y benefactores.  Pertenecen a la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes. Todo dentro del programa de “Pastoral penitenciaria”, acciones para ayudar a los privados de libertad. Verdadera respuesta aquello de “Estuve preso y me visitaste” (Mt 25, 31-46).

En tanto, todo esto acontece en medio de la crisis del coronavirus que ha dejado en Bolivia hasta el momento más de 144.000 personas contagiadas y un número de fallecidos superior a 8.900. Mientras tanto, la labor silenciosa de la Iglesia a través de varias acciones y organizaciones. Desde Cáritas, por ejemmplo, hasta la labor en las diversas regiones.


URUGUAY

Te puede interesar:
La historia del bautismo de gemelos en una cárcel de Uruguay

Tags:
bolivia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
5
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
6
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
7
FALSO
Ary Waldir Ramos Díaz
¿La cruz pectoral del papa Francisco es masónica? 
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.