Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEspiritualidad
line break icon

Santos que lidiaron con climas extremos

pixabay

Meg Hunter-Kilmer - publicado el 12/11/20

Dios tiene su manera de hacer sentir su presencia, incluso (o especialmente) en medio de las tormentas

En una de las temporadas de huracanes más activas documentadas, muchas personas de todo el mundo están con un ojo puesto en el tiempo preguntándose si tendrán que evacuar (otra vez) y qué hogar les quedará a su regreso.

Los santos también se enfrentaron a climas extremos, tanto navegando los peligros de feroces tormentas como rezando por una lluvia milagrosa.

Mientras resistes la temporada de huracanes, recurre a estos santos que sobrevieron a tormentas extremas, incluyendo huracanes y tifones, o que rezaron (con éxito) por el clima que necesitaban. A través de su intercesión, que Dios nos proteja y nos conceda valentía y fortaleza.

1Santa Escolástica (480-543)

BENEDICT AND SCHOLASTICA
Public domain

Quizás no sea el mayor consuelo para quienes se sienten desesperados mirando los pronósticos de huracanes. La hermana de san Benito estaba disfrutando la visita anual de él cuando Benito empezó a hacer los preparativos para marcharse.

Ella le suplicó que se quedara, pero Benito insistió en que tenía que regresar a su abadía para seguir su Regla. Así que Escolástica empezó a rezar y empezó a llover a raudales, evitando que se marchara Benito.

Pasaron una última noche juntos porque, tres días después, Escolástica falleció. Su hermano se sintió agradecido por el poder de las oraciones de su hermana para dirigir el tiempo, incluso si era en contra de su voluntad.

2San Francisco Solano (1549-1610)

SAN FRANCISCO SOLANO
Public domain

Fue un sacerdote y misionero franciscano español en América del sur. A bordo de un barco en dirección a Perú, fray Francisco aprovechó la oportunidad para dedicar unas palabras de esperanza y amor a las personas esclavizadas que estaban siendo transportadas como mercancía.

Cuando una terrible tormenta lanzó el navío contra una costa rocosa, el capitán y la tripulación abandonaron a las personas esclavizadas, dejándolas a su fatal destino en esa tumba de agua.

Fray Francisco rechazó su lugar en el bote salvavidas y se quedó para bautizar a los presos mientras el bote partía.

Ayudó a salvar a tantos como pudo, esperando con ellos y rezando con ellos durante tres días hasta que, contra todo pronóstico, fueron rescatados.

Pasó los siguientes 20 años trabajando con personas indígenas de Perú y denunciando los abusos de los colonos.

3Beato Pedro Kibe (1587-1639)

Fue un cristiano japonés que sintió la vocación de ser sacerdote jesuita. Hicieron falta 14 años de perseverancia (y una caminata de 6 mil kilómetros) hasta convencer a un obispo de que lo ordenara, más otros ocho años de viajes hasta que pudo regresar a su Japón natal.

En el último tramo de su viaje, el padre Kibe construyó un barco en Manila después verse incapaz de encontrar a nadie que quisiera llevar un cristiano a Japón.

Él y sus compañeros se embarcaron en un viaje de 1.600 kilómetros a través del mar de Filipinas… en mitad de la temporada de tifones.

pixabay

Su destartalado barco apenas era apto para navegar y, sin duda, no estaba preparado para protegerles durante el tifón que los azotó cuando casi habían llegado a su destino.

El padre Kibe y su tripulación naufragaron, pero todos sobrevivieron para descubrir que habían sido conducidos hacia la orilla de la costa de Kagoshima, justo donde san Francisco Javier había tomado tierra cuando anunció por primera vez el Evangelio en Japón.

El padre Kibe por fin llegó a Japón y pudo servir como sacerdote durante ocho años antes de ser capturado y asesinado.

4San José Vaz (1651-1711)

ST JOSEPH VAZ
Fair Use

Fue un sacerdote indio (hijo de una mujer india y un hombre portugués) que sirvió durante muchos años en Sri Lanka. En las áreas de la isla controladas por los calvinistas, el catolicismo estaba estrictamente prohibido.

Con su identidad de sacerdote oculta en gran medida por su etnia, el padre José iba pidiendo de puerta en puerta con un rosario alrededor del cuello, atrayendo a católicos encubiertos mientras engañaba a los holandeses.

Cuando fue capturado por el rey de Kandy, un pequeño reino en la isla, demostró el poder de Dios rezando por que llegara la lluvia para poner fin a una sequía.

Se cuenta que de inmediato, empezó a llover a cántaros por doquier… excepto sobre el padre José, que permaneció totalmente seco. Debidamente impresionado, el rey le dio libertad para recorrer el reino y evangelizar como creyera oportuno.


VAZ

Te puede interesar:
José Vaz, santo de una Iglesia misionera y en salida

5Beato Giovanni Battista Mazzucconi (1826-1855)

Fue un sacerdote italiano y misionero en Papúa Nueva Guinea. Contrajo malaria mientras predicaba el Evangelio a los nativos y, en su débil estado, fue enviado a Sidney para tratarse.

Sin embargo, en el viaje, les cayó un ciclón tropical un Miércoles Santo, desgarrando las velas y rompiendo el mástil del barco.

Los pasajeros y la tripulación quedaron a la deriva de los fuertes vientos durante cuatro días, hasta el amanecer del Domingo de Pascua, que les recibió con cielos claros. Según escribió en una carta:

«Bueno, ese Dios que me salvó entonces estará conmigo otra vez en este viaje».

Y tenía razón, pero no como él esperaba. Cuando el barco llegó a tierra, el joven sacerdote fue recibido por un líder del pueblo que había intentado evangelizar; el hombre se acercó al padre Giovanni con actitud amistosa, pero lo atacó con un arma oculta y lo mató.




Te puede interesar:
Oración para pedir que haga buen tiempo

Tags:
climasantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.