Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

Si descuidaste tu amor a Dios, mira cómo avivarlo

MODLITWA

PHOTOCREO Michal Bednarek | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 09/11/20

La vida es muy larga y el tiempo que dedico a amar es tan escaso...

El Reino de Dios es el hogar de mi Amado, es ese encuentro de Dios con su doncella. Yo soy una de esas doncellas y depende de lo que haga en mi vida, de cómo viva, tendré aceite o no hasta el final.

Se trata de conservar ese aceite que mantiene el fuego de la lámpara encendido. Es el aceite que mantiene vivo el amor y la vida en tensión. Cuando falta el aceite se seca la vida, se muere por dentro.

Mi vida se parece a la de esas vírgenes que esperan al novio. Mi vida es espera paciente. Espero que llegue mi esposo, mi amado, Cristo a mi vida.


OIL LAMP

Te puede interesar:
Si hay que esperar… ¡que sea con pasión y paz!

En la tierra percibo en momentos ese fuego de intimidad con Jesús. Percibo el fuego del amor dentro de mí que me lleva a entregarme amando. Leía el otro día a Eloy Sánchez Rosillo en su Luz que nunca se extingue:

«Te equivocas, sin duda. Alguna vez alcanzan tus manos el milagro; en medio de los días indistintos, tu indigencia, de pronto, toca un fulgor que vale más que el oro puro: con plenitud respira tu pecho el raro don de la felicidad. Y bien quisieras que nunca se apagara la intensidad que vives. Después, cuando parece que todo se ha cumplido, te entregas, cabizbajo, a la añoranza del breve resplandor maravilloso que hizo hermosa tu vida y sortilegio el mundo».

No me canso de esperar esa luz del encuentro, esa luz que posibilita que la doncella y el Esposo se amen en silencio.

PRAY
Evdokimov Maxim | Shutterstock

Es lo que yo quisiera tener siempre. Luz en mi alma, en mi vida. No sólo momentos de lucidez, sino una lucidez permanente que me levante el ánimo cada mañana.

Compartir

El amor vive de encuentros. Vive de abrazos y silencios compartidos. De palabras que emocionan, de manos que acarician. Así le escribía un amado a su amada en una poesía:

«Dentro del alma, muy dentro, mi vida.

Allí donde los sueños apenas nacen.

Allí donde el sol ilumina mi alma inquieta

y la vida se escapa entre mis dedos.

Allí donde tú habitas, allí muy dentro,

tengo escrito tu nombre dentro del mío.

Para que al mirarte en mis entrañas,

como en claro espejo, a la luz del alba,

te veas dibujada, mi bien amada.

La frente muy alta, los ojos hondos

y el corazón tan grande porque es el tuyo».

Son las palabras del amado, o de la amada. Las palabras de aquel que ama hasta lo más hondo de su alma. La sed de Dios que tiene mi alma cuando lo mira, dentro de mis límites, dentro de mi pobreza.

Y sueño con llegar más lejos, más hondo. Tengo una lámpara dentro de mis ojos, dentro de mi alma. Tengo aceite que permite que el fuego se mantenga encendido, como una luz perpetua que ilumina lo importante, al Amado.

Sergieiev

La fuente del amor

Es más importante el Amado que el que ama. Y el Amado, al dejarse amar por mí, permite que yo saque lo mejor de mi alma.

El amor es posible porque hay alguien que ama desde su lámpara. Y alguien que necesita ese fuego para amar al mismo tiempo. Un camino de ida y vuelta. Del fuego al aceite. Del aceite al fuego.

FIRE
Robyn Jay-(CC BY 2.0)

¿Qué tengo que cuidar para que mi amor no se apague?

La vida y el amor mueren cuando desaparece el respeto, el interés, la admiración, la búsqueda, la espera. Cuando dejo de esperar dejo de amar.

Cuando dejo de admirar se apaga el sueño y languidece el espíritu que no me da fuerzas para subir el monte, para atravesar el desierto.

No puedo descuidar el aceite. Sin aceite no hay llama, ni deseo, ni ansia por llegar a ninguna parte. El aceite está en mí, no se puede compartir, es sólo mío.

La oración y el sacrificio son aceite

Es la oración continua que alimenta el amor. Es el silencio hondo que me lleva a querer dar la vida.

Las distracciones me alejan de lo importante. Dejo de valorar el esfuerzo y el sacrificio, cuando ellos son el aceite que permiten que el fuego arda.

Sin renuncia, sin entrega, sin dar la vida el amor no crece.¿A qué estoy renunciando por amor?

La vida es muy larga y el tiempo que dedico a amar es tan escaso…

PRAY
Cathopic-Demerval Jr

Quiero tener el alma tranquila, es lo que quiero y no será posible hasta que llegue al cielo. Mientras tanto busco aceite, espero, cuido, aguardo y dejo que la llama que hay en mi interior siga encendida.

Si lo descuido, todo muere. Y entonces ya no conozco ni soy conocido por Aquel al que creía amar y he descuidado.


pray

Te puede interesar:
Papa Francisco: Pidan a Dios lo que necesiten, sin importar culpas o infidelidades

Tags:
amorfidelidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.