Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Sabes que en tu familia puede que hubiera santos?

MEMORIES

Shutterstock | Steve Allen

Dolors Massot - publicado el 30/10/20

En la fiesta de Todos los Santos celebramos a muchos más que no están en el santoral. Y es que no están todos los que son.

Llega la fiesta de Todos los Santos y seguramente nos preguntaremos quiénes son exactamente esos «todos».

Puede que imaginemos un cielo repleto de personas santas, pero algo alejadas de nosotros: personas de otros siglos, con vidas perfectas, tan admirables que no nos creemos dignos de imitarles… ¿El cielo se nos queda como algo inalcanzable? Nada más lejos de la realidad.

La fiesta de Todos los Santos está en el calendario para que recordemos que también nosotros podemos llegar a la santidad. Hay muchos santos que están en el cielo y no sabemos sus nombres ni se hizo un proceso de canonización para llevarlos a los altares, pero están gozando de Dios e interceden por nosotros. Y son muchos más que los que hay en el santoral con nombre y fecha de celebración. Qué menos que dedicarles especialmente un día.

En directo o a través del purgatorio

El santo es la persona que ha llegado al cielo y goza de la felicidad eterna, o sea, para siempre. Llegó al cielo en directo o lo alcanzó después de purificarse un tiempo en el purgatorio. Pero el caso es que recibió el premio final, el que todos estamos llamados a conseguir y en el que intervienen la gracia de Dios por un lado y nuestra respuesta personal por otro.

Amigos de Dios con una vida «normal»

¿Has pensado alguna vez que en tu familia pudo haber santos? Es posible, por qué no. Hombres y mujeres que vivieron una vida cristiana desempeñada seguramente en las tareas profesionales y en un ámbito familiar que no llamaba la atención, pero que lucharon por ser amigos de Dios y responder a su llamada. Personas que vivieron las virtudes en grado heroico, o sea, al máximo.

FAMILY
Shutterstock | Andrey Zhar
Todos estamos llamados a ser santos, sin hacer cosas extraordinarias, tan solo siguiendo la vocación que Dios nos da a cada uno.

En estos días en que se acerca el mes de noviembre, que la Iglesia dedica especialmente a los difuntos, recordamos especialmente a nuestros familiares y rezamos por sus almas.

¿Fue santo alguno de tus antepasados?

Hablamos de ellos y elogiamos las hazañas (grandes o pequeñas) que alimentan la tradición familiar: los sacrificios de la abuela, la fortaleza de un antepasado, su amor, su generosidad, los valores que transmitieron… tras esas fotografías y esos recuerdos hay vidas ejemplares. Dios nos habla también a través de ellos, en la propia familia.

Descubramos lo cerca que estaban de Dios, hablemos de ellos a los más pequeños de la familia y recemos por todos para que estén ya en el cielo. Aunque el santoral no los recoja con nombre y apellido, la fe nos dice que si fueron santos o ya cumplieron el purgatorio, estarán allí. En la fiesta de Todos los Santos se celebra a esos «santos anónimos» pero reales.


SAINTS

Te puede interesar:
Celebra en casa la fiesta de todos los santos




Te puede interesar:
Todos los Santos y Difuntos 2020

Tags:
cielodifuntossantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.