Aleteia

El Papa da forma a la enseñanza de Jesús: “Si amas solo a los que te aman, ¿qué mérito tiene?”

VERONICA BAILONE
@SanLuisGob1
Verónica Bailone
Comparte

Francisco llama a la madre de una funcionaria local para pedirle perdón por el exabrupto de un cura

El Papa Francisco se comunicó telefónicamente con la madre de una funcionaria local de la provincia de San Luis fallecida para expresarle sus condolencias y pedirle perdón por el exabrupto de un sacerdote, que tras el deceso había puesto de manifiesto que la mujer promovía el aborto.

“Estaba a favor del aborto y Dios le concedió esa gracia, le abortó la vida”, había escrito un sacerdote en redes sociales para referirse a Verónica Bailone, viceintendenta de Villa Mercedes, quien perdió la vida víctima de un cáncer a los 37 años. El propio Obispo de San Luis Gabriel Barba, quien había visitado a la mujer en su lecho de muerte, pidió perdón en nombre de la Iglesia de San Luis por el comentario, y solicitó públicamente al sacerdote Casamayor que se disculpe por el dolor y el escándalo generado.

Días después, la madre de Bailone recibió un inesperado llamado del Papa Francisco, quien le reiteró las disculpas ya expresadas por monseñor Barba y la consoló en el dolor por la pérdida de su hija. “Fue como un bálsamo al alma en medio de tanto dolor”, sintetizó Luisa Ana Cerutti a El Diario de La República. Su hija Verónica, pese a su juventud, tenía una extensa trayectoria política tanto en San Luis como en el Senado de la Nación. Estaba casada, tenía un hijo, y había sido elegida para su cargo municipal el año pasado.

Luisa acababa de visitar un comedor al que concurría frecuentemente su hija cuando recibió el inesperado llamado de Francisco. Estaba conduciendo su coche, se detuvo al lado de la ruta, y de la emoción, rompió en llanto.

Me dijo que estaba enterado de la muerte de Verónica, de que era una mujer joven con un hijo de dos años y que rezaba por ella y por nosotros, para que tuviéramos la fortaleza para afrontar este momento. También pìdió disculpas por la ofensa que un miembro de la Iglesia de San Luis hizo sobre la memoria de Verónica”, precisó al periódico puntano, y completó: “Conversamos un poco. Le dije que le agradecía muchísimo. Que estábamos pasando momentos muy difíciles. Que perder a una hija es un dolor terrible, pero que sus palabras nos daban consuelo, esperanza para poder ir superando este dolor tan fuerte que sentimos”.

Cerca de todas las madres que pierden un hijo

El 26 de julio el Papa Francisco se había comunicado telefónicamente con Cinzia Desiati, madre de Fabrizio, un joven italiano de 21 años fallecido en un accidente de tránsito. Cinzia había escrito al Pontifice para contarle su dolor, incluso su crisis de fe, tras la inesperada partida de su hijo. “El papa Francisco me dio alegría. Hablar con él fue una caricia como si Fabrizio lo hubiera hecho”, comentó al portal Interris. El llamado tuvo lugar la Festividad de Santa Ana, madre de la Virgen María, por lo que para Cinzia fue como “si quisiera decir a través del Papa: mamá, debes seguir siendo fuerte y no rendirte”.

En la proximidad de Nuestra Señora de los Dolores, Francisco, como tantas otras veces, realizó un llamado a una mujer herida por la muerte de un hijo. Mujeres que comparten la cruz de María que reciben consuelo del Papa Francisco. La vida de cada una es anecdótica al lado del dolor, puesto que el mismo Jesús nos invita de manera explícita “Si aman a aquellos que los aman, ¿qué mérito tienen?”. Y en el mismo pasaje de San Lucas: “Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den, y se les dará”. (Lucas 6,27-38)

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.