Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 enero |
San Ildefonso
home iconActualidad
line break icon

Sean Connery: De James Bond a El nombre de la rosa

SEAN CONNERY

Shutterstock | Featureflash Photo Agency

Antonio Rentero - publicado el 31/08/20

Se le ha llegado a calificar como "El hombre vivo más sexy"

En algunas épocas fue definido como “el más grande escocés” o “el hombre vivo más sexy”. Ha pasado a la memoria cinematográfica como el James Bond clásico, el padre de Indiana Jones, el expeditivo policía irlandés que enseñó a ser duro a Eliot Ness frente a los hombres de Al Capone, el tierno y otoñal Robin Hood junto a una inolvidable Audrey Hepburn como Lady Marian, el comandante soviético que desertaba al mando de un submarino nuclear en La caza del Octubre Rojo…

































El gran salto a la fama mundial le llegó a Sean Connery apenas cinco años después de su debut cinematográfico, encarnando a un personaje que se convertiría en todo un mito de la gran pantalla: James Bond. Nacido en las novelas de Ian Fleming, Dr. No (Terence Young, 1962) sería la primera de cinco entregas en las que participaría en la década de los 60 (Desde Rusia con amor, Goldfinger, Operación Trueno y Sólo se vive dos veces), además de otra en 1971 (Diamantes para la eternidad) y un colofón no oficial (esto daría para otro artículo incluso más extenso) en 1983 con Nunca digas nunca jamás.

La celebridad fue planetaria, Bond fue en su momento un icono de la pantalla y un modelo de actitud y elegancia que debían en buena parte su éxito a la propia apostura que Connery supo imprimir al papel. Huyendo del encasillamiento, el escocés enlazó importantes éxitos de taquilla durante las décadas de los 60 y 70. Cine bélico con El día más largo (varios directores, 1962) o Un puente lejano (Richard Attenborough, 1977), intriga con Marnie, la ladrona (Alfred Hitchcock, 1964), Asesinato en el Orient Express (Sidney Lumet, 1974) o épicos dramas de aventuras como El hombre que pudo reinar (John Huston, 1975).

En los años 80 unos pocos títulos permitieron a Sean Connery conectar con una nueva generación de público. Superados los 50 años, pero con un aspecto algo más avejentado por sus canas y su calvicie, le aguardaban papeles de inolvidables personajes maduros, secundarios de gran relevancia en alguna de las películas que a continuación enumeramos, y determinantes al menos en un caso en el que nos extenderemos más adelante: El nombre de la rosa (Jean Jacques Annaud, 1986).

El sheriff espacial remedo de Sólo ante el peligro (High Noon, Frez Zinemann, 1952) que interpretaba en Atmósfera Cero (Peter Hyams, 1981), el espadachín español de Los inmortales (Highlander, Russell Mulcahy, 1986), el policía irlandés de Los Intocables de Eliot Ness (The Untouchables, Brian de Palma, 1987) que le supuso ganar el Oscar como Mejor Actor de Reparto, el memorable padre del arqueólogo más famoso del cine en Indiana Jones y la Última Cruzada (Steven Spielberg, 1989) y el comandante ruso que deserta a bordo de un submarino nuclear en La caza del Octubre Rojo (John Mctiernan, 1990) consolidan el prestigio de Connery como intérprete de gran calidad, capaz de revestir sus actuaciones con un aura especial de credibilidad y verdad, capaz de alternar gravedad y pícara sonrisa.

Sería la puerta a una última etapa de su carrera en la que el cine de gran presupuesto y nutrida taquilla le abraza: El primer caballero (Jerry Zucker, 1995), La roca (Michael Bay, 1996), La trampa (Jon Amiel, 1999)… hasta su retiro en 2003.

Anticipábamos antes una atención especial a la participación de Connery en El nombre de la rosa, película de 1986 que trasladaba el libro homónimo de Umberto Eco en lo que muchos proclaman como la mejor adaptación de un libro a la pantalla de todos los tiempos, afirmación que sin duda disgustará a los amantes de Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, George Cukor, Sam Wood, 1939).

Fray Guillermo de Baskerville (de origen británico cuyo apellido remite a la novela de Arthur Conan Doyle El sabueso de los Baskerville) acude a una remota abadía benedictina acompañado de su fiel novicio Adso de Melk.

A medio camino entre el auténtico franciscano escolástico Guillermo de Occam (enunciador del principio de parsimonia: “en igualdad de condiciones, la solución más sencilla suele ser la verdadera”) y de Sherlock Holmes (“cuando eliminas toda solución lógica a un problema lo ilógico, aunque imposible, es invariablemente cierto”), fray Guillermo es un franciscano de renombre y consideración, con un pasado como inquisidor, que participa en un debate sobre posesión de bienes y pobreza de los apóstoles, tesis que sostuvo el Guillermo de Occam real, empirista y científico, frente a los dominicos que consideraban herejía la pobreza apostólica.

En ese contexto se produce una serie de muertes que tan pronto se sospechan como cadena de asesinatos en torno a un libro de acceso prohibido, como se toman por augurios de un inminente apocalipsis. Baskerville afronta los múltiples retos (teológicos, criminalísticos, humanos…) con agudeza mental, inagotable fe, perspicacia inusitada, profunda caridad, amplia empatía y paciente pedagogía con su novicio, narrador de la historia desde los recuerdos de su vejez.

Este 25 de agosto Sean Connery ha cumplido 90 años, de los cuales una buena parte han transcurrido entre el fervor del público, millones de espectadores, generaciones de amantes del buen cine a los que ha cautivado con su presencia, su apostura, su sonrisa, el carisma especial del que ha sabido dotar a sus interpretaciones y una simpatía natural que le han convertido en uno de los actores más queridos del Séptimo Arte.

Tags:
actorescine
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
2
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
3
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
4
LIBBY OSGOOD
Sandra Ferrer
Libby Osgood, la científica de la NASA que se hizo monja católica
5
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
6
AGUILAR
Alvaro Real
España: ¿Por qué retiran una cruz de la puerta de este convento?
7
PADRE CEPEDA
Blanca de Ugarte
"El beso de Jesús", cuando una bella historia es convertida en "f...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.