Aleteia

Castigado por el Papa, obispo devuelve 441 mil dólares acusado de abusos

BISHOP BRANSFIELD
Comparte

Michael J. Bransfield mandado en pensión por el Papa escribió una carta para pedir disculpas públicas a sus ex fieles

El papa Francisco había aceptado la renuncia al gobierno pastoral de Wheeling-Charleston, presentada por Michael J. Bransfield hace casi dos años (13.09.2018) y había nombrado a un administrador apostólico para la diócesis estadounidense.

Ahora, el obispo Bransfield, que el año pasado recibió una sanción decidida por el propio Papa tras las protestas de los fieles, sacerdotes y seminaristas de Wheeling-Charleston por acoso sexual y malversación de fondos, a petición del Vaticano, escribió una carta de disculpa pública a sus antiguos fieles y reembolsó a la diócesis, que dirigió de 2004 a 2018, con 441.000 dólares.

La diócesis de Wheeling-Charleston informó a través de una carta del 20 de agosto que el Papa había ordenado algunas medidas disciplinarias contra el obispo Bransfield, después de la investigación de las acusaciones hechas contra el prelado en relación con el acoso sexual de adultos e irregularidades financieras.

En la misiva se explica que las medidas impuestas desde el Vaticano prohiben que el obispo emérito resida en la diócesis, y participe en cualquier celebración pública de la Liturgia.

También le obligan de compensar personalmente los daños causados. La naturaleza y el alcance de esas reparaciones, según se especifica en la nota, se decidirían en consulta con el futuro obispo de Wheeling-Charleston.

El actual obispo de la diócesis, Mark Brennan explicó que «la Congregación para los Obispos en Roma ha llegado a una decisión sobre cómo el ex obispo de Wheeling-Charleston Michael J. Bransfield debe cumplir con la petición del Papa de que «repare personalmente algunos de los daños que ha causado» mientras sirve en esta diócesis”.

Asimismo, indicó que se le ha instado a que se disculpe en privado con algunas personas que han denunciado abusos y acosos. 

En una carta a los fieles publicada el 15 de agosto en el sito de la diócesis, el obispo retirado, Michael J. Bransfield pidió disculpas a los fieles y pagó 441.000 dólares a la diócesis.

“Estos fondos se suman a los ya reservados de la venta de su antigua residencia para ayudar a las víctimas de abusos”, explicó monseñor Brennan. 

El obispo retirado recibirá 2.250 dólares al mes como pensión, indexada por la inflación, la cantidad recomendada por la Conferencia Episcopal de EE.UU. para los obispos jubilados.

Sin embargo, no se le proporcionarán otros beneficios, como una secretaría o gastos de viaje. Además venderá su auto. Así, el salario del obispo Bransfield será un tercio de los 6.200 dólares que normalmente se dan a un obispo jubilado. 

BISHOP BRANSFIELD
Diocese-of-Whg-Char

El obispo emérito Bransfield escribió a los fieles una carta para disculparse: «por cualquier escándalo o asombro causado por las palabras o acciones que se me atribuyen durante mi tiempo como obispo de la diócesis de Wheeling-Charleston”. 

“En primer lugar, durante mi ministerio he recibido reembolsos que han sido cuestionados como excesivos, y se me ha aconsejado devolver una cierta cantidad de dinero a la diócesis. Lo hice aunque creía que los reembolsos que había recibido eran apropiados”, escribió. 

“En segundo lugar, ha habido alegaciones de que con algunas palabras y acciones he causado que algunos sacerdotes y seminaristas se hayan sentido acosados sexualmente. Aunque nunca fue mi intención, si lo que dije o hice causó que otros se sintieran así, entonces lo lamento profundamente. Espero que esta carta ayude a lograr una forma de reconciliación con los fieles de la diócesis”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.