Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Ante el coronavirus, vuelvan los ojos a Jesús

PAPIEŻ FRANCISZEK

HANDOUT/AFP/East News

Vatican News - publicado el 05/08/20

Empieza un ciclo de catequesis sobre la pandemia que aflige al mundo: Los cristianos, llamados a ser "sanadores"

«Volver en estos duros momentos los ojos hacia Jesús»: Este momento de grave emergencia de salud a nivel mundial ha sido elegido por el Papa Francisco para un ciclo de catequesis. Sus reflexiones, en un período tan dramático y oscuro, se entrelazan con la luz del Evangelio.

En la audiencia general de la Biblioteca del Palacio Apostólico, la primera después de las vacaciones de verano, el Papa recuerda que «la pandemia continúa causando heridas profundas, exponiendo nuestras vulnerabilidades». El Covid-19 es una plaga que sigue causando víctimas.

«Muchos, agrega el pontífice, son los muertos, muchos los enfermos, en todos los continentes». El virus también afecta al tejido social de países, naciones. «Mucha gente y muchas familias, explica el Papa, viven una época de incertidumbre, debido a problemas socioeconómicos, que afectan especialmente a los más pobres».

Pero hay una persona en la que siempre debemos poner la mirada, incluso en este momento nublado por la pandemia:

Debemos mantener nuestra mirada firme en Jesús y con esta fe abrazar la esperanza del Reino de Dios que Jesús mismo nos trae. Un reino de curación y salvación que ya está presente entre nosotros. Un Reino de justicia y paz que se manifiesta en obras de caridad, que a su vez aumentan la esperanza y fortalecen la fe.

La fe, la esperanza y la caridad, subraya el Papa, son «regalos que nos curan y que nos hacen sanadores, regalos que nos abren a nuevos horizontes, incluso mientras navegamos en las aguas difíciles de nuestro tiempo». Un momento en que estamos llamados a curar, a renovar la familia humana y el planeta:

Un nuevo encuentro con el Evangelio de fe, esperanza y amor nos invita a asumir un espíritu creativo y renovado. De esta manera, podremos transformar las raíces de nuestras enfermedades físicas, espirituales y sociales. Podremos sanar en profundidad las estructuras injustas y las prácticas destructivas que nos separan unos de otros, amenazando a la familia humana y a nuestro planeta.

Jesús cura

Los evangelios nos dicen que Jesús «cura a los afectados por fiebre, lepra, parálisis». Restaura «vista, habla u oído». «Cura, agrega Francesco, no solo una enfermedad física, sino toda la persona. De esta manera, él también la trae de vuelta a la comunidad, la libera de su aislamiento».

Jesús sana, pero no simplemente cura la parálisis. Jesús lo cura todo, perdona los pecados, renueva la vida del paralítico y sus amigos. Le da a luz de nuevo, por decirlo así. Una curación física y espiritual, completa, es el fruto de un encuentro personal y social. Imaginemos cómo esta amistad y la fe de todos los presentes en esa casa crecieron gracias al gesto de Jesús: ¡el encuentro sanador con Jesús!

¿Cómo, pregunta el Papa, podemos ayudar a sanar nuestro mundo hoy?

Como discípulos del Señor Jesús, médico de almas y cuerpos, estamos llamados a continuar «su obra de curación y salvación» en un sentido físico, social y espiritual. Aunque la Iglesia administra la gracia curativa de Cristo a través de los sacramentos, y aunque proporciona servicios de salud en los rincones más remotos del planeta, no es experta en la prevención o el tratamiento de la pandemia. Ella ayuda con los enfermos, pero no es una experta. Tampoco da indicaciones sociopolíticas específicas. Este es el trabajo de los líderes políticos y sociales.

Sin embargo, el Santo Padre observó, a lo largo de los siglos y a la luz del Evangelio, «la Iglesia ha desarrollado algunos principios sociales fundamentales»:

… Principios que pueden ayudarnos a avanzar, a preparar el futuro que necesitamos. Menciono lo principal, estrechamente relacionado entre sí: el principio de la dignidad de la persona, el principio del bien común, el principio de la opción preferencial por los pobres, el principio del destino universal de los bienes, el principio de solidaridad, subsidiariedad, el principio de cuidar nuestro hogar común. Todos estos principios ayudan a los directores, gerentes de las empresas a continuar el crecimiento y también, como en este caso de una pandemia, a la curación del tejido personal y social. Todos estos principios expresan, de diferentes maneras, las virtudes de la fe, la esperanza y el amor.

El Papa finalmente invitó a «enfrentar juntos los problemas apremiantes que la pandemia ha destacado, especialmente las enfermedades sociales».

Exploraremos cómo nuestra tradición social católica, dijo Francisco, puede ayudar a la familia humana a sanar este mundo que sufre de enfermedades graves. Es mi deseo reflexionar y trabajar todos juntos, como seguidores de Jesús que sana, para construir un mundo mejor, lleno de esperanza para las generaciones futuras.

Tags:
coronaviruspapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.