Aleteia

“Operativo Virgen del Cisne”, una curiosa peregrinación en cuarentena

EL CISNE
Comparte

Trabajan en un intenso “Protocolo de Bioseguridad” para el traslado de la imagen de la Virgen del Cisne, desde su santuario hasta la ciudad de Loja (Ecuador).

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Año 2020. Difícil de olvidar. Y en cualquier lugar del mundo, no importa dónde se esté. Es que el golpe que ha dado el coronavirus ha tenido efectos por todos lados, incluso en los lugares que parecen más alejados pero que están cargados de devoción y fe.

Un claro ejemplo de esto es Loja (Ecuador), localidad que goza de tener a una de las peregrinaciones más grandes de América y que tiene como protagonista a la Virgen del Cisne o simplemente “La Churonita”, quien también supo sobrevolar los cielos recientemente para bendecir a los suyos.

 

 

En este lugar, por primera vez en 150 años, no habrá peregrinación masiva –un famoso recorrido de 74 kilómetros desde el santuario hasta la ciudad en el mes de agosto- por lo que rápidamente hubo que elaborar alguna alternativa.

Es ahí donde surge lo que podríamos denominar “Operativo Virgen del Cisne”, una curiosa acción para que haya peregrinación en tiempos de COVID-19 y que todos puedan darle su mejor abrazo a la Virgen.

En ese sentido, informa la Diócesis de Loja, se han reunido el pasado 25 de junio autoridades civiles, eclesiásticas, militares y policiales para elaborar un férreo “Protocolo de Bioseguridad” para que finalmente el tan anhelado traslado de “La Churonita” pueda hacerse realidad.

 

 

Y lo que sucederá es resumido de la siguiente manera (Diócesis de Loja):

«La imagen de la Virgen de El Cisne saldrá en vehículo e iniciará su recorrido de 74 kilómetros, desde su Santuario el lunes 17 de agosto, pernoctará en San Pedro de la Bendita, el 18 partirá a Catamayo y permanecerá hasta el 20 de agosto, día que saldrá a Loja para permanecer en la Catedral hasta el 01 de noviembre.

Acompañarán, además, otro vehículo del santuario con la megafonía, la Policía nacional, medios de comunicación y en vehículo particular los gancheros. Se controlará que no sean más de diez vehículos y que no haya personas caminando.

En la reunión el padre Sócrates Chinchay, rector del santuario, explicó que todos los actos religiosos, incluida la peregrinación, serán virtuales. Asimismo, indicó que coordinará con los priostes, para que no viajen más de las personas indicadas, a fin de evitar aglomeraciones». 

“La fe tenemos que vivirla, pero tenemos que ser obedientes, como fieles católicos debemos ser muy responsables y llevar a cabo las medidas de bioseguridad…cuidarnos y cuidar del otro”, recuerda de manera coherente Wálter Heras, obispo de la Diócesis de Loja,.

Por último, un dato no menor:  la tan querida imagen “portará los trajes de campesina en reconocimiento a quienes han ofrecido su entrega, compromiso y sacrifico en labrar la tierra para que no falte el alimento; de militar, policía y médico en agradecimiento a su aporte a la lucha contra el Covid».

El operativo ya está en marcha.

Para conocer más sobre esta advocación puedes ver estas notas a continuación:

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.