Aleteia

Chile: Los ojos que muestran la eternidad y el amor infinito de Dios

HERMANA MARIA TERESA
Gentileza
Comparte

El país sudamericano contabiliza más de 2.600 fallecidos y más 154.000 de casos con coronavirus ubicándose en el lugar número 13 de países con más contagio. En medio de esto, un caso que llena de esperanza entre tanto dolor, el de una doctora y mujer consagrada que trabaja en una UCI

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“Yo creo que Dios nos está diciendo amén ahora, en este momento. No esperen a mañana a que pase algo en el trabajo; o que se den todas las condiciones o que pase algo en particular para empezar a amar. El mayor mensaje que Dios nos está dando es cambien en su modo de amar y de relacionarse con el otro. Dios nos lo está pidiendo a gritos”, dice a Aleteia con voz tranquila y alegre la María Teresa, perteneciente a las Hermanas de María de Schoenstatt y médico cirujano.

Esta mujer consagrada trabaja habitualmente en el departamento de cuidados paliativos del Hospital Doctor Sótero del Río, uno de los centros de salud más grande Santiago, pero hoy se encuentra atendiendo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de este recinto.

“Como consagrada siento un privilegio en el poder estar presente y ayudar. Es un privilegio estar aquí como cristiano. Como católicos tenemos una fuerza interior y una vocación de servicio desde el inicio de nuestra religión. El ir en ayuda hacia los más pobres y vulnerables, ha despertado en los corazones el anhelo de una entrega real, generosa y desinteresada”.

La hermana María Teresa respira profundo y dice que los más difícil de este período ha sido que los pacientes no pueden recibir visitas. “Eso ha sido lo más complejo emocionalmente y como esto repercute en el equipo de salud; porque uno cómo médico o enfermera genera una relación muy íntima, a pesar de la situación. La soledad que experimentan los pacientes es muy dura para ellos, para las familias y para el equipo de salud”, indica.

Sin embargo, esta mujer consagrada y médico dice:  “Pero sin duda lo más lindo que me ha tocado ver, en cuidados paliativos, es cuando la personas que va a fallecer se entrega a ese poder superior, y a una confianza en lo que viene después que lo deja en paz. Los ojos de ese hombre o mujer muestran la eternidad y el amor infinito. Es un momento intenso y muy difícil emocionalmente, pero en ese instante es como casi tocar a Dios en el otro, que es una persona normal.  Para mí como mujer consagrada eso es precioso”.

 

HERMANA MARIA TERESA
Gentileza

El coronavirus sacude a Chile 

Chile contabiliza más de 2.600 fallecidos y 154.092 de casos con coronavirus hasta este jueves 11 de junio,  ubicándose en el lugar número 13 de países con más contagio. La pregunta que ha estado en medios de comunicación y sobremesas de las casas es por qué aumentaron los contagios de forma tan explosiva.

Para Roberto Méndez, exsocio de Adimark GFK, profesor titular de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica y destacado analista, la respuesta es:  “Se cantó victoria a mediados de abril, cuando se comenzó a hablar de ‘nueva normalidad’ y junto con eso, la ciudadanía comenzó a relajar las medidas; y los mensajes entregados por el gobierno han sido confusos”.

 

ROBERTO MENDEZ
gobierno.uc.cl

 

Fue el lunes 16 de marzo cuando se suspendieron las clases de colegios y universidades, se comenzó a realizar teletrabajo y se implementó la primera cuarentena selectiva que afectó a algunas comunas de Santiago y ciudades en el sur del país. Sin embargo, a fines de marzo alcaldes, la asociación gremial de los médicos, colegio de profesores entre muchos otros actores solicitaban una cuarentena general y obligatoria.

Esta medida llegó recién llegó el 18 de mayo, cuando se detectaron masivos contagios en los sectores más vulnerables de las grandes ciudades, donde se ubican las llamadas poblaciones y campamentos, y viven más de una familia por vivienda. Aquí el hacinamiento se convierte en el talón de Aquiles de la contención de la pandemia y muestra, una vez más, la fragilidad del sistema chileno; debido a que la gran mayoría trabaja de forma informal y no percibe un sueldo mensual fijo, a pesar de los subsidios que el Gobierno ha entregado desde el mes de abril.

Los factores antes mencionado hacen que a partir del 12 de junio el 50% del territorio chileno se encuentre en cuarentena obligatoria.

 

Fátima en Chile imágenes: 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.