Aleteia

La estrella invidente de ‘La Voz de Alemania’ dedica una canción al niño por nacer

Bernarda Brunovic
Comparte

“Bienvenido a la Tierra” fue escrita por un sacerdote y será interpretada por Bernarda Brunovic en la Marcha por la Vida de Berlín en septiembre

Bernarda Brunovic es una cantante de 27 años de Croacia. En 2018 se dio a conocer a través del programa de televisión La Voz de Alemania.

Nacida invidente, Bernarda pasó por 33 operaciones oculares, de las cuales la última destrozó su ojo izquierdo. Además de estudiar Teología católica en Suiza, le encanta cantar.

En la actualidad, acaba de montar una canción dedicada a los niños no natos, titulada Welcome on Earth (“Bienvenido a la Tierra”). Escrita por el sacerdote alemán Thomas de Beyer, será interpretada en la Marcha por la Vida de Berlín en septiembre.

En una entrevista con la revista Gig, Bernarda afirmó: “Lo que es cierto es que la industria de la música es en parte un negocio muy mezquino lleno de dolor y sufrimiento y en parte es muy difícil permanecer con Dios y en gracia y no caer en el pecado. Hace falta mucha oración y mucha gracia y mucha fe y también mucho poder de voluntad y cooperación con la gracia de Dios (…). También rezo: ‘Señor, si es tu voluntad, de veras me gustaría ver’”. 

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=_J7a0ud3eWg&w=560&h=315]

“También hubo momentos en que no podía lidiar con todo”, añadió. “Siempre es la oración, la conversación con Dios, lo que me ayuda más en esos momentos. Me encomiendo a él, puedo contárselo todo. De ahí viene mi fuerza, la fuerza para continuar luchando y esperando lo mejor y mirando a la vida eterna. Si somos resucitados, no habrá más enfermedad ni muerte ni dolor, y no más ceguera, algo que estoy esperando con gran emoción”.  

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=M-9Eax4SRJs&w=560&h=315]

A continuación puedes leer una traducción de la canción en inglés:

Tiempos difíciles, hemos pasado por dudas, dudas y miedo. 

Hasta darnos cuenta de que estás aquí.

Dicen: “Mi cuerpo me pertenece”.

Y ¿qué hay del tuyo?

¿Por qué no lo vemos?

Dicen: “Mi cuerpo me pertenece”.

Diminuto, diminuto.

Eres tan pequeño, como fuimos nosotros.

Diminuto, diminuto.

Hay un alma de bebé.

¿Por qué no sentimos esto? 

Dicen: “Mi cuerpo me pertenece”.

Y ¿qué hay del tuyo?

¿Por qué no lo vemos?

¡Bebé!

¡Eres un niño!

¡Y te damos la bienvenida a la Tierra!

Que todos tus sueños se hagan realidad.

Esta es nuestra canción para ti.

Libertad, libertad, libertad.

Solo la verdad nos hará libres.

Hay una verdad natural sobre tú y yo.

Como nosotros, fuiste hecho para vivir.

¡Oh, bebé!

¡Eres un niño!

¡Y te damos la bienvenida a la Tierra!

Bebé, verás la luz del día.

Verás la luz del día.

¡Bienvenido a la Tierra!

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.