Aleteia

¡Pásate al gris! Pon de moda las canas del confinamiento

MATURE WOMAN
Rido | Shutterstock
Comparte

Con las peluquerías cerradas por la cuarentena, muchos de nosotros nos hemos reconciliado con nuestras canas, desafiando el mensaje cultural de que juventud = belleza.

Historia real: durante años, he estado esperando que mi pelo se volviera gris. No porque sea una señal de sabiduría o porque quiera aceptar mi edad o algo así; en realidad, creo que el cabello plateado es increíble, a nivel de superhéroe. De Rogue a Storm o Killer Frost, la mayoría de mis superheroínas favoritas lucen mechones plateados.

El cabello plateado siempre me ha parecido extraño, de otro mundo y francamente genial. Por eso animé con entusiasmo a mi madre a dejar de teñirse el cabello hace unos años y abrazar el gris. Al principio era reacia, pero ahora tiene una melena absolutamente hermosa blanco-plateada y ondulada. Y eso no la hace parecer mayor. En realidad, se ve más moderna y hermosa que nunca, lo que aumentó mi entusiasmo por abrazar el gris.

En cuanto a mí, en realidad, no me suelo teñir el pelo. Es muy difícil mantenerse al día, y como madre de cinco hijos, es una práctica con la que no me siento cómoda. Pero en mi corte de pelo anual de diciembre, pedí a mi peluquera que me pusiera algunos reflejos y mechas. Realmente me encantó el resultado, así que por primera vez en mi vida pedí una cita para que lo retocaran, incluso antes de salir de la peluquería.

Esa cita se fijó para tres días después de que entrara en vigencia la orden de aislamiento en casa por lo que no pude volver a retocar mis mechas pero no me sentí mal. Durante mi confinamiento sentí la curiosidad por ver si mi cabello, a medida que crecía, se transformaría mágicamente en la tan esperada melena de plata. Me gustaría lucir el cabello plateado de superhéroe.

Con las peluquerías cerradas, no he sido la única mujer en esta situación. A pesar de la popularidad de las canas en los últimos años, la mayoría de las mujeres todavía se sienten más cómodas cubriéndolas. Pero ahora, ponerse gris en cuarentena se ha convertido en algo legítimo. Hay cuentas de Instagram y hashtags asociados con él, y artículos y publicaciones de blogs escritos al respecto.

Me ha encantado ver a las celebridades documentar sus canas en constante crecimiento a medida que continúa la cuarentena. Creo que hay mucho que decir para abrazar y desestigmatizar los signos naturales del envejecimiento, especialmente para las mujeres. Estamos inmersos en una cultura que adora a los jóvenes y constantemente bombardeada por mensajes que nos empujan a parecer más jóvenes, más en forma y más atractivos.

Pero, ¿qué es más atractivo que una mujer que vive una vida plena y feliz, que envejece con gracia y equilibrio mientras rechaza la noción de que debe aferrarse a la juventud para ser bella? Es un mensaje que nuestra cultura necesita escuchar desesperadamente … y en nuestra sociedad de consumo impulsada por los medios, una imagen definitivamente vale más que 1.000 palabras. Esta cuarentena brinda una oportunidad inesperadamente brillante para difundir ese mensaje por todas partes.

Te puede interesar:
¿Es sano mirarse al espejo?
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.