Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconActualidad
line break icon

“Revestidos con la armadura de Dios”: El día de un sepulturero en Brasil

MANAUS

MICHAEL DANTAS | AFP

Pablo Cesio - Aleteia Brasil - publicado el 20/05/20

El gigante sudamericano supera las 1000 muertes en 24 horas y ya es el tercero con más casos de coronavirus a nivel mundial. Este miércoles Brasil se pone en manos de Nuestra Señora de la Piedad

“Es un cuerpo detrás de otro, no paramos”. Las palabras pertenecen a James Alan, el coordinador de los sepultureros del cementerio brasileño de Villa Formosa, el mayor de América Latina.

En diálogo con EFE, James cuenta que el avance de la pandemia en Brasil ha estado generando un verdadero drama en los cementerios, sitios donde se trabaja a un ritmo vertiginoso y sin descanso.

Por ejemplo, James cuenta que este lunes 18 de mayo se llevaron a cabo 62 entierros en un lote de tierra, siendo más de la mitad casos confirmados o sospechosos de Covid-19.

El relato que hace EFE sobre las 24 horas de este sepulturero en Brasil también hace referencia a una jornada que se destaca por un rápido desayuno, equiparse con indumentaria segura, salir al camposanto y hacer una pequeña oración con otros integrantes del plantel.

«Vamos a revestirnos con la armadura de Dios», dice James citando el pasaje de la Biblia Efesios, prosigue el reporte de EFE.  

Luego de un aplauso motivador, toman las palas entre sus manos y se ponen en camino. Y es ahí donde el drama emerge con a la aparición del primer ataúd entre decenas de tumbas que han sido cavadas a cielo abierto.

En este caso, no es un fallecimiento vinculado al Covid-19, pero deben enterrarlo en tan solo 120 segundos y entre los perros que abundan en el camposanto.

Minutos después llega el primer muerto a causa del coronavirus (que pudo ser positivo o sospechoso y a la espera de últimos análisis). En media hora ya han enterrado a seis muertos. Entre ellos a María Guerreiro a cuyos familiares –los pocos que pudieron acudir- se les invita a retirarse.

«No podemos involucrarnos (sentimentalmente), tenemos que ser profesionales en ese momento», agrega el sepulturero reconociendo que si así fuera sabrían, por ejemplo, que se trata de la tercera víctima por Covid-19 en esa familia.

El trabajo exhaustivo continúa. Pero para los sepultureros es la forma que tienen de ganarse la vida con dignidad. Al final de la jornada solo resta quitarse los equipos, bañarse y volver a casa.

Ver aquí imágenes del arzobispo de Manaos lleva consuelo a los familiares de las víctimas de la pandemia del coronavirus y en una localidad que no para de enterrar a sus muertos: 

Brasil, el tercero a nivel mundial

Mientras esto acontece, los números del país sudamericano siguen batiendo récords. Recientemente se informó de más de 1000 persona fallecidas en 24 horas y el tercero en cuanto a contagios de coronavirus (lleva más de 250.000) a nivel mundial.

Es que Brasil –epicentro del coronavirus en América Latina-  ya superó a países como Gran Bretaña en el drama de la pandemia y en medio de un contexto político-social muy complejo (también en lo económico de aquí en más) con batallas internas a nivel de autoridades en cuanto a las estrategias para combatir la enfermedad.

En manos de la Virgen

Es en medio de este panorama desolador –donde también aparecen situaciones delicadas como el avance en sitios de la Amazonía (Manaos) o el momento crítico en San Pablo- donde este miércoles se realizará un momento especial de oración en torno a la emergencia desatada por la pandemia.

En ese sentido, se anuncia desde la propia Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) un Rosario de la Esperanza y Solidaridad que se iba transmitir –a través de plataformas tecnológicas y por primera vez en vivo por medios de comunicación de inspiración católica-  este miércoles 20 de mayo desde la Basílica del Santuario de Nuestra Señora de la Piedad.

Es en esta ocasión donde se tenía previsto rezar por el país, por este duro momento que tiene que atravesar y así ponerse en manos de la Virgen para encontrar el tan anhelado consuelo.


BRAZIL

Te puede interesar:
“¿Cómo están?”: Si conoces a alguien en Brasil, no dudes en preguntar


BRAZIL

Te puede interesar:
Brasil en su hora más oscura: Apoyo material, emocional y religioso


MANAOS

Te puede interesar:
Covid-19 en Manaos (Brasil): El mejor “abrazo” a las familias más afligidas

Tags:
brasilcoronavirus
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.