¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Muere por coronavirus el “diácono de los récords”

Maurizio, sorridente, con sua moglie Maria.
Comparte

Fallece Maurizio Bertaccini, médico, padre de 10 hijos y un diácono muy querido en el norte de Italia

El pasado 14 de abril, tras haber luchado durante tres semanas contra el covid-19, murió Maurizio Bertaccini. A lo largo de sus 68 años se ganó el aprecio de centenares de personas. La región italiana de Emilia-Romaña se queda en cierto modo huérfana al perder al que llaman el “diácono de los récords”.

Maurizio, además de un estimado médico general, era diácono de la comunidad religiosa de Montetauro, en Rimini. Este profesional sanitario comprometido estuvo en la primera línea de la lucha contra esta pandemia que tantas vidas se ha cobrado ya. También era padre de 10 hijos y una persona muy conocida de la Romaña precisamente por su compromiso en tantos frentes.

El médico de todos

Se graduó en Medicina en Bolonia.  Primero ejerció en su ciudad, Savignano sul Rubicone, pero después se trasladó con la familia a Montetauro para así estar más de cerca a la comunidad. En su ambulatorio de Coriano atendía como médico general a más de 1.600 pacientes.

Dio positivo de coronavirus el 18 de marzo y el 24 de marzo tuvo que ser ingresado en el hospital “Infermi” de Rimini, donde tres días más tarde su estado de salud se agravó.

Un hombre de fe

En noviembre de 1997, Maurizio fue ordenado diácono permanente por el obispo Mariano De Nicolò y trabajaba para la parroquia Santa Innocenza de Montetauro de Coriano y en la comunidad Piccola Famiglia dell’Assunta di Montetauro, donde su hija mayor hizo sus votos en 2012.

Bertaccino estaba casado y tenía 10 hijos, 6 biológicos, uno adoptado y 3 de acogida. Era considerado un “hombre de fe” y deja cuatro “familias”: la natural, la comunidad de Montetauro, la diócesis y la asociación médica. (La Repubblica Bologna, 15 abril).

“Entre los brazos amorosos de la mamá”

“Maurizio voló hacia el Padre entre los brazos amorosos de la mamá del Cielo”, es el mensaje que envió su esposa Maria Piccolo. “Era un buen médico, un buen marido y un padre afectuoso”, añadió la viuda de Betaccini, con quien estaba casada desde 1979 (Corriere di Romagna, 14 abril).

“Estamos seguros que Maurizio podrá gozar, cual ‘siervo bueno y fiel’, de la paz con su Señor resucitado”, dijo el vicario general de la diócesis de Rimini, don Maurizio Fabbri (www.ilponte.com, 14 abril).

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.