¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Guayaquil (Ecuador), donde los cadáveres quedan en las calles y casas

GUAYAQUIL
Facebook-Municipalidad de Guayaquil
Comparte

Cuerpos que se descomponen en las calles y en viviendas, una situación que desborda a Ecuador en medio de la crisis de la pandemia del coronavirus y que clama por entierros dignos

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Si hay un país en América Latina que por estos días verdaderamente está siendo golpeado de manera especial por el coronavirus es Ecuador. Dolor, llanto, tragedia (más de 2200 contagios y 75 fallecidos hasta el 31 de marzo) y situaciones que hasta tocan el corazón.

Por ejemplo, en las últimas horas se ha hecho viral lo acontecido con un reportero que rompió en llanto durante una transmisión en vivo ante todo lo que está pasando en Ecuador. Se trata de un experimentado reportero (26 año de oficio) que se quebró a las puertas de una iglesia que iba a hacer sonar sus campanas para pedirle a Dios que ayude a la gente a sobrellevar este momento, reproducen medios como La República.

“Con el replique de las campanas de la Iglesia católica se pide quedarse en casa (…)”, dijo Carlos Julio Gurumendi con la voz entrecortada y pidiendo disculpas tras comenzar a llorar.

 


 

De manera inmediata, este reportero empezó a recibir el abrazo más cálido de contención de miles de seguidores.  También trascendió, luego, que este periodista reza para que la crisis finalice y que en ese momento de llanto pensó en su familia.

“Esta experiencia ha sido única. En mis 35 años de periodista nunca había vivido algo así. Cada día, doy gracias a Dios por darme vida. Mi equipo (camarógrafo y productores) hace todo lo que está a nuestro alcance para transmitir la información veraz y objetiva, como es el estilo de ‘La Noticia’. Las largas jornadas pueden llegar a ser agotadoras, pero sabemos que es donde debemos estar”, finalizó el reportero de RTS, añade La República.

Un verdadero drama

Para las familias de los fallecidos se está convirtiendo en un drama que incluso –en muchos casos-  hasta las está empujando a convivir con la muerte. Según trascendió en medios como El Universo, en Guayaquil (uno de los sitios más afectados en Ecuador) muchas personas ya no saben qué hacer con los cuerpos que se empiezan a descomponer en las viviendas.

 

 

En ese sentido, se indica que algunas familias llevan hasta cuatro días conviviendo con los cadáveres en el encierro. En base a información recogida por ese medio local, eran unos 450 cuerpos en lista de espera para ser recogidos.

 

 

Pero también se informó que muchos otros han estado empezando a ser arrojados a las calles, ante lo cual el propio presidente Lenín Moreno salió a desmentir que se vayan a emplear fosas comunes y que habrá entierros dignos. Y hasta la propia alaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, hizo referencia a las acciones al respecto que se han estado desarrollando.

 

Por otro lado, si bien no hay información que confirme que en todos los casos se trate de víctimas del coronavirus, ante las sospechas los entierros se deben efectuar siguiendo determinados protocolos para evitar eventuales focos infecciosos.

 

 

Mientras tanto, el drama de convivir con la muerte crece y el coronavirus sigue generando situaciones verdaderamente conmovedoras, entre ellas la de morir en soledad o impedir un último adiós.

 

OPS pide actuar ahora

El avance del coroanvirus preocupa a Ecuador, pero ya representa también una gran tragedia en las Américas.

En las últimas horas surgió un nuevo pronunciamiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la que se sigue exhortando a los países a la rápida acción.

“Los países de la Región deben tomar medidas urgentes para preparar los hospitales y centros de salud para lo que viene: una afluencia de pacientes con la COVID-19 que necesitarán espacio hospitalario, camas, profesionales de salud y equipos médicos. Este virus no ha sido ni será detenido por las fronteras trazadas en los mapas”, expresó la directora de OPS, Carissa F. Etienne, reproduce el sitio oficial de la entidad.

Al mismo tiempo, la directora hizo referencia a la necesidad de proteger al personal de salud como nunca antes y también reiteró a los países aquello de planificar las medidas (para que duren dos o tres meses) de distanciamiento social.

“No será fácil, y sabemos que le estaremos pidiendo a las personas que se adapten a una situación extraordinaria que está teniendo un impacto en todos los aspectos de su vida. Pero permítanme remarcar que esta pandemia es grave y necesitamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para mitigar el impacto de la COVID-19 en nuestra población”, remarcó la doctora Etienne.

Finalmente, una nueva referencia a la necesidad de trabajar juntos.

“La solidaridad en nuestra región nunca ha tenido un significado más profundo que el de hoy. La única forma de salir de esta situación será si todos hacen su parte, a la vez que apoyan a los demás”, agregó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.