¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Cómo celebrará el papa Francisco la Semana Santa en tiempos de Coronavirus? 

POPE FRANCIS
Antoine Mekary | ALETEIA
Comparte

Entérate del programa oficial y dónde seguir cada ceremonia que concluyen con el domingo de Pascua

Esta Semana Santa será inolvidable debido a la evolución de la pandemia del Covid-19, el Papa Francisco presidirá las celebraciones litúrgicas que concluyen con la Pascua de Resurrección, sin fieles, en una plaza y basílica de San Pedro vacía, y realizando los ritos en el Sagrario al interno del templo mayor en la Ciudad del Vaticano. 

Para los fieles del mundo conectados desde casa, esos gestos rituales que Francisco cumplía en Semana Santa serán un recuerdo para años mejores y de auspicio espiritual de que el virus sea pronto solo una anécdota sobre el tiempo del confinamiento y de esa Cuaresma excepcional. 

La radio, la televisión e internet serán nuestras ventanas virtuales al altar y a la pía devoción  animada por el Sucesor de Pedro desde Roma a partir del 5 de abril, Domingo de Ramos, hasta el culmine de todas las celebraciones, el 12 de abril, Domingo de Pascua con la misa del día y al final la bendición “Urbi et Orbi” que impartirá el Papa.

Los ritos de la Semana Santa se desarrollarán en el Altar de la Cátedra de la basílica vaticana, la Pascua no puede ser trasladada, el calendario queda igual y se oficiará sin la participación física del pueblo, según el decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos autorizado por el Papa el pasado 25 de marzo de 2020.

En este año de pandemia, el Obispo de Roma celebrará el inicio de la Pasión del Señor para reavivar la esperanza de 1.329 millones de católicos en el mundo, pero sin la romería de antaño que agitaba los ramos, lo hará en la sobriedad del interior de la basílica de San Pedro, así como igual será en Pascua para clamar la victoria de la vida sobre la muerte.

El Domingo de Ramos, el Papa ya no llenará la plaza de San Pedro de fieles, ni celebrará con un grupo nutrido de clérigos, como lo hacía para emular la alegría de la entrada del Señor en Jerusalén. Este año, la columnata del Bernini abrazará la oquedad desértica e silente de la ausencia de peregrinos. 

La Misa crismal, valorando la situación concreta en los diversos países, el Papa a través del  decreto antes mencionado, ha autorizado a las Conferencias Episcopales a dar indicaciones sobre un posible traslado a otra fecha.

El Jueves Santo se omitirá el lavatorio de los pies con protagonistas los presos de la cárcel o los refugiados de un centro de asistencia, no veremos al Papa Francisco de 83 años arrodillarse ante ellos para explicar el legado del servicio que Jesús quiso dejar a sus discípulos. 

El Viernes Santo, el Papa celebrará la Pasión del Señor (18 hr. de Roma) y presidirá el Vía Crucis en el parvis de la basílica de San Pedro (21 hr. de Roma). 

Tampoco habrá cirios luminosos en el Coliseo para el Vía Crucis este año. Al final de la Misa en la Cena del Señor, se omitirá también la procesión y el Santísimo Sacramento se reservará en el sagrario. 

En este día, el Papa concederá excepcionalmente a los presbíteros la facultad de celebrar la Misa, sin la presencia del pueblo, en un lugar adecuado.

En las meditaciones del Vía Crucis de este año, en el Vaticano, escucharemos las voces de presos, de sus familias y hasta de sus víctimas. Los textos estarán poblados de testimonios de una humanidad herida, de cruces cotidianas que giran alrededor de los acontecimiento del penitenciario de Padúa, Italia. 

En la oración universal, el Obispo de Roma preparará una especial intención por los que se encuentran en situación de peligro, los enfermos, los difuntos. La adoración de la Cruz con el beso se limitará solo al celebrante, es decir al Papa. 

El Sábado Santo, Francisco presidirá la Vigilia Pascual en la Noche Santa. Para la liturgia bautismal, se mantendrá solo la renovación de las promesas bautismales (cf. Missale Romanum). 

El Domingo de Pascua y de la Resurrección del Señor, 12 de abril, 11 horas (Hr. de Roma). Al final de la santa misa el Papa Francisco impartirá la bendición “Urbi et Orbi”. 

Ya se había tenido una concretiza anticipación de la austeridad de las celebraciones en los días anteriores a este calendario por el Coronavirus; este año Francisco, por ejemplo, no confesó a los sacerdotes de su diócesis en el Rito tradicional para la reconciliación debido a la prohibición de reunir multitudes en los templos para evitar contagios de Covid-19. 

Calendario oficial

Para seguir el calendario oficial de los ritos y las celebraciones de Semana Santa y Pascua con el Papa Francisco puedes ir al siguiente enlaces vía streaming live: 


En el siguiente enlace puedes calcular la diferencia de horario con tu país y ciudad:

5 de abril de 2020, 11 horas (Hr. de Roma).

Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor. 

Conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén y santa misa

9 de abril, 18 horas (Hr. de Roma).

Jueves Santo

Santa misa en la Cena del Señor

10 de abril

Viernes Santo

18 horas, Celebración de la Pasión del Señor

21 horas, Via Crucis en el parvis de la basílica de San Pedro

11 de abril, 21 horas (Hr. de Roma).

Sábado Santo

Vigilia Pascual en la Noche Santa

12 de abril, 11 horas (Hr. de Roma).

Domingo de Pascua y de la Resurrección del Señor

Santa misa del día

Al final de la santa misa el Papa Francisco impartirá la bendición “Urbi et Orbi”

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.