Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: Cuaresma, la conversión también pasa por los bolsillos

POPE AUDIENCE
Comparte

Mensaje del Pontífice para la Cuaresma 2020: “En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios” (2 Co 5,20)

El mensaje del papa Francisco para Cuaresma 2020 es una invitación a la alegría del encuentro con Jesús “con la mente y con el corazón”. Al mismo tiempo, que es un momento de conversión, incluso de las estructuras económicas que deshumanizan.

Se trata asimismo de una llamada para alimentar el sentimiento de la “compasión” por las personas que sufren, así como la defensa de la vida desde el inicio hasta el final.

La Cuaresma es el período de cuarenta y seis días, desde el miércoles de ceniza, que este año 2020 inicia el 26 de febrero y concluye en la víspera del domingo de Resurrección, el jueves, 9 de abril.  

El Misterio de un amor “tan real, tan verdadero, tan concreto, que nos ofrece una relación llena de diálogo sincero y fecundo”, escribe el Papa.

En cambio, en el lado opuesto y oscuro, nos encontramos cuando “preferimos escuchar la voz persuasiva del “padre de la mentira” (cf. Jn 8,45)”, indicó Francisco. 

Así, se corre el riesgo – sostuvo – de hundirnos “en el abismo del sinsentido, experimentando el infierno ya aquí en la tierra”. 

Es tiempo de compasión

De frente al misterio pascual, Francisco insta a “sentir compasión por las llagas de Cristo crucificado presentes en las numerosas víctimas inocentes de las guerras”. 

Invitó también a sentir compasión por las víctimas “de los abusos contra la vida tanto del no nacido como del anciano, de las múltiples formas de violencia, de los desastres medioambientales, de la distribución injusta de los bienes de la tierra”. 

Exhortó a demostrar compasión concreta por las víctimas “de la trata de personas en todas sus formas y de la sed desenfrenada de ganancias, que es una forma de idolatría”. 

SOUP KITCHEN
Addkm | Shutterstock

Conversión de la economía 

La conversión – según el Papa – es visible cuando se tocan los bolsillos. Así, rememoró a los fieles que “deben compartir sus bienes con los más necesitados mediante la limosna, como forma de participación personal en la construcción de un mundo más justo”. 

Compartir con caridad hace al hombre más humano, mientras que acumular conlleva el riesgo de que se embrutezca, ya que se cierra en su propio egoísmo”. 

En este contexto, el Papa recordó que la conversión es cambiar también las estructuras que esclavizan o deshumanizan. Por eso, pide convertir la economía “considerando las dimensiones estructurales”. 

The Economy of Francisco 

Por este motivo, recordó que en la Cuaresma de 2020, del 26 al 28 de marzo, ha convocado en Asís a los jóvenes economistas, empresarios y change-makers, con el objetivo de contribuir a diseñar una economía más justa e inclusiva que la actual. Esto en referencia al evento: The Economy of Francisco

“Como ha repetido muchas veces el magisterio de la Iglesia, la política es una forma eminente de caridad (cf. Pío XI, Discurso a la FUCI, 18 diciembre 1927). También lo será el ocuparse de la economía con este mismo espíritu evangélico, que es el espíritu de las Bienaventuranzas”. 

Cuaresma, tiempo del misterio

Cuaresma es un tiempo propicio – según el Papa – para prepararnos a “celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús”. 

“De hecho, este Misterio “no deja de crecer en nosotros” respondiendo de “modo libre y generoso, afirma el Papa.

Se trata de un tiempo “fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria”. Un tiempo para salir espiritualmente más ligeros y sentirse amados. 

En efecto, en esta Cuaresma 2020, el Papa invita: “mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez. Y cuando te acerques a confesar tus pecados, cree firmemente en su misericordia que te libera de la culpa”. 

Un tiempo para los cristianos de observación atenta: “Contempla” la sangre de Jesús “derramada con tanto cariño y déjate purificar por ella. Así podrás renacer, una y otra vez» (n. 123)”. 

“La Pascua de Jesús – explicó – no es un acontecimiento del pasado: por el poder del Espíritu Santo es siempre actual y nos permite mirar y tocar con fe la carne de Cristo en tantas personas que sufren”. 

POPE FRANCIS,CONFESSION
Osservatore Romano | AFP

Es tiempo de conversión 

En primer lugar, el Papa confirma que es tiempo de experimentar la “misericordia de Dios” que es posible contemplar “sólo en un «cara a cara» con el Señor crucificado y resucitado «que me amó y se entregó por mí» (Ga 2,20)”. 

Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo. Por eso la oración es tan importante en el tiempo cuaresmal. Más que un deber, nos muestra la necesidad de corresponder al amor de Dios, que siempre nos precede y nos sostiene”. 

De hecho, el cristiano reza con la conciencia de ser amado sin merecerlo. La oración puede asumir formas distintas, pero lo que verdaderamente cuenta a los ojos de Dios es que penetre dentro de nosotros, hasta llegar a tocar la dureza de nuestro corazón, para convertirlo cada vez más al Señor y a su voluntad”. 

En momentos difíciles, mientras se atraviesa el propio desierto, escuchar la  voz que resuena al final para “experimentar su misericordia gratuita hacia nosotros”.

No dejemos pasar en vano este tiempo de gracia, con la ilusión presuntuosa de que somos nosotros los que decidimos el tiempo y el modo de nuestra conversión a Él”.  

POPE FRANCIS,CONFESSION
Stefano Rellandini | AFP

Dialogo con Dios 

El hecho de que el Señor nos ofrezca una vez más un tiempo favorable para nuestra conversión nunca debemos darlo por supuesto. Esta nueva oportunidad debería suscitar en nosotros un sentido de reconocimiento y sacudir nuestra modorra”. 

Francisco, insiste “en un cambio de rumbo”, manifiesta “la voluntad tenaz de Dios de no interrumpir el diálogo de salvación con nosotros”. 

El diálogo que Dios quiere entablar con todo hombre, mediante el Misterio pascual de su Hijo, no es “charlatanería, dictado por una curiosidad vacía y superficial”, caracteriza “la mundanidad de todos los tiempos, y en nuestros días puede insinuarse también en un uso engañoso de los medios de comunicación”.

La Virgen María 

Francisco invocó la intercesión de la Virgen María sobre la próxima Cuaresma, “para que escuchemos el llamado a dejarnos reconciliar con Dios, fijemos la mirada del corazón en el Misterio pascual y nos convirtamos a un diálogo abierto y sincero con el Señor”. 

“De este modo podremos ser lo que Cristo dice de sus discípulos: sal de la tierra y luz del mundo (cf. Mt 5,13-14)”, concluyó en el mensaje firmado en Roma junto a San Juan de Letrán, 7 de octubre de 2019 Memoria de Nuestra Señora, la Virgen del Rosario.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.