Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 02 diciembre |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

5 ideas para ahorrar (nos)… disgustos

SAVINGS

Shutterstock | New Africa

César Nebot - publicado el 08/02/20

Evitemos comentar errores a la hora de ahorrar

La acción económica más racional ante el desconocimiento de qué ingresos vamos a disponer en un futuro es destinar recursos actuales para el ahorro. Pero existe un problema. Y no es falta de conciencia; son frecuentes los informes económicos que alertan sobre la necesidad de ahorrar para hacer frente a la jubilación ante la comprometida sostenibilidad de los sistemas de pensiones de reparto. El problema es que en el fondo somos menos de lo que creemos.

Por eso la Teoría de la economía del comportamiento nos puede echar una mano para evitar los errores que cometemos al intentar ahorrar. Esta disciplina analiza cómo se combinan una serie de tendencias de conducta básicas que acaban echando por tierra las buenas intenciones de alcanzar un mejor ahorro.

Primer error: ojos en el presente

El sesgo presente consiste en que tendemos a valorar las recompensas financieras a corto plazo por encima de las intenciones de ahorro de largo plazo. Ahorrar duele de forma inmediata mientras que no se percibe en el mismo plano el beneplácito de los efectos venideros del ahorro.

En consecuencia, se posterga la tarea desagradable para otro día. Caemos en una procrastinación ahorradora.

Segundo error: miérdo a perder

El sesgo de la aversión a la pérdida nos lleva a valorar las ganancias y las pérdidas de forma asimétrica. Perder 100 euros duele más que el placer que se obtiene por ganar 100 euros. Por eso las operaciones de ahorro se perciben demasiado gravosas .

Nuestra percepción

Junto a estos sesgos se añade la limitación de proceso de la mente humana. Aunque podamos percibir la importancia de ahorrar, nuestra atención suele se requerida por acontecimientos del presente y nuestra atención está diseñada antropológicamente para evaluar los riesgos del presente que los del mañana

Entonces, ¿cómo podemos luchar contra nuestras tendencias al no ahorro y desarrollar buenos hábitos?

En primer lugar, hemos de aceptar nuestras tendencias y sesgos. Sólo a partir de ese reconocimiento se pueden buscar estratégicas inteligentes que nos ayuden a ahorrar a la vez que minimicen la incomodidad.

Estas estrategias pueden ser las que encontrarás en esta galería o ve a la página 2.

Para ser fiel en lo mucho primero hay que serlo en lo poco

Comience con pequeñas cantidades de ahorro y que vayan aumentando en la medida que aumente su ingreso. Pruebe a programar un ahorro de solo un 2% de los ingresos que vaya aumentando en 2 puntos cada dos meses. Esto permitiría alcanzar en ocho meses una tasa de ahorro del 10% y en poco más de un año una tasa de ahorro del 20% que sería la mejor y deseable.

SAVINGS
Pixabay

Lo escrito, escrito está

Dejar como fija la decisión y no mantener opciones de controlar y modificar la estrategia de ahorro. Vale programar transferencias que se lleven a cabo cuando se perciba el salario y que se hagan de forma automática sin tener que intervenir. El coste en tiempo y atención de tener que alterar las órdenes de transferencias puede ser un gran motivador para mantener el ahorro.

SAVINGS
Shutterstock | VadosLoginov

La cabeza siempre fría

No son pocas las empresas que tienen un equipo de profesionales destinado a analizar el comportamiento de la demanda e inducir necesidades para que en caliente adquieran su producto.

Los condicionamientos en el consumidor son muy poderosos y desvían su atención hacia la apetencia convirtiendo el deseo en necesidad. De esa se incrementa la disposición a pagar ante la inmediatez.Esta táctica de manipulación de la gran oportunidad de última hora es ampliamente utilizada.

Por eso vale la pena considerar la compra en frío. Piense que si, al final, no ha podido adquirir ese producto por intentar meditar la compra, tal vez no era tampoco tan necesario adquirirlo.

SAVINGS
Shutterstock | kitzcorner

Las cuentas claras

 Si ha tenido que realizar una compra a plazos, es muy normal que al cabo de unos meses no tenga presente el coste de la mensualidad. Tendemos a olvidar en nuestro día a día aquello que no nos agrada. Hacer el esfuerzo de recordarlo es costoso, por eso es mejor escribir en una hoja la suma desglosada de todos los pagos que hemos acumulado al mes y se colgará en la puerta del frigorífico.

SAVINGS
Shutterstock | poptika

La regla del 28/36

Ésta regla consiste en establecer un límite máximo de endeudamiento en relación con los ingresos. El esfuerzo familiar dedicado al pago de la hipoteca no puede ser superior al 28% de los ingresos brutos mensuales y el total de pago por deudas no puede ascender el 36%. Estar por debajo de estos valores no sólo implica solvencia sino que además, en el caso de tener que solicitar un préstamo al banco, las condiciones y los costes aplicados por el bando pueden ser menores por presentar un perfil saneado de ahorro.

Si somos conscientes de que no somos tan racionales como nos creemos y procedemos a usar estas estrategias racionales, podremos constatar que a la larga no sólo ahorraremos dinero sino también disgustos.

Tags:
ahorro
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Oración




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.