Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: Necesitamos hoy esposos y padres como san José

Papa Francisco São José Menino Jesus
AFP PHOTO / POOL / Alessandra Tarantino
Comparte

Modelo de esposo cariñoso de la Virgen María y padre adoptivo de Jesús, protector del amor fiel de un matrimonio ante cualquier adversidad 

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El papa Francisco presenta a san José como custodio de la familia, esposo de la Virgen María, patrón de la Iglesia universal, fuera de cualquier modelo patriarcal o machista, sino al contrario, ejemplo de amor fiel y estable de un hombre por una mujer ante la presencia del amor de Dios. 

Prometer un amor para siempre es posible cuando se descubre un plan que sobrepasa los propios proyectos, que nos sostiene y nos permite entregar totalmente nuestro futuro a la persona amada” (Lumen Fidei, 52). 

El Obispo de Roma sabe lo complicado que es “tomar decisiones definitivas en nuestros días”. Por eso, presenta el patrón de José y María en varias de sus homilías y discursos para que, en cambio de la seducción de lo pasajero, venza la ternura de un cariño resistente ante las pruebas más duras. 

“¡No tengamos miedo a los compromisos definitivos, a los compromisos que implican y exigen toda la vida! ¡Así la vida será fecunda! Y esto es libertad: tener el valor de tomar estas decisiones con magnanimidad” (04.05.2013), así como lo hizo San José con la Virgen María, agregaríamos a las palabras del Papa. 

Francisco que ha casado varios esposos y pasa mucho tiempo al final de las audiencias junto a los recién casados, lamenta que cuando dos novios dicen que quieren santificar en el altar su unión, sucede que en lugar de apoyo y parabienes, escuchan la lista de los gastos de la ceremonia y de la fila de los documentos para estar en regla. 

“De este modo, a veces encuentran la puerta cerrada. Así quien tendría la posibilidad de abrir la puerta dando gracias a Dios por este nuevo matrimonio, no lo hace, es más la cierra” (Homilía de Santa Marta 31.05.2013).  De ahí que los novios que miran a San José y María pueden traer inspiración para no quedarse en las apariencias, las primeras trabas y las superficialidades.

“José era el hombre de los sueños, pero no era un soñador ¿eh? No era fantasioso. Un soñador es otra cosa: es aquel que cree…va… está en el aire, y no tiene los pies plantados en la tierra” (18.12.2018).

San José, es el modelo de esposo cariñoso, que se preocupa por la Virgen María y, como padre adoptivo de Jesús es su protector, el custodio del amor fiel ante cualquier desventura. Jose padre legal de Jesús es quien le enseña también su trabajo. El hijo de Dios necesitó de una familia. Por eso, María y José, son un matrimonio que sigue inspirando porque enfrentaron juntos los problemas de cada día. 

José es un esposo, hombre dócil y sabio que nos invita a levantar la mirada hacia el amor constante, devoto y firme. “Se trata de recuperar la lógica sorprendente de Dios que, alejada de pequeños o grandes cálculos, está hecha de apertura hacia nuevos horizontes, hacia Cristo y su Palabra” (Ángelus 22.12.2019). 

“El preocuparse, el custodiar, requiere bondad, pide ser vivido con ternura. En los Evangelios, san José aparece como un hombre fuerte y valiente, trabajador, pero en su alma percibe una gran ternura, que no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario: denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de verdadera apertura al otro, de amor” (19.03.2013). 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.