Aleteia

El Ranking definitivo: Star Wars de peor a mejor

Comparte

Vamos a ser claros, no todas las películas de la saga Star Wars son buenas y lo que quizá es peor, no todas las que dicen que son buenas realmente lo son

Ahora que se acerca el estreno de El ascenso de Skywalker vamos a proponer una lista de la peor a la mejor película de la saga galáctica. Puede que no todos compartan nuestra opinión, pero intuyo que algo de verdad hay en ella

1
Star Wars. Episodio II. La guerra de clones. (2002)

20th Century Fox

Generalmente, cuando una película es vapuleada por la crítica, uno suele reconducir la situación; pero eso no fue lo que ocurrió con esta secuela de la muy discutida La amenaza fantasma. George Lucas estaba empeñado en exponer con todo lujo de detalles la historia de amor entre Anakin y Padmé, y convirtió el film en un idílico romance estudiantil, dejando a un lado buena parte del peso ético y moral de la saga. Las escenas entre ambos son de lo más vergonzoso de la saga. Solo la salva puntualmente la aventura en solitario de Obi Wan Kenobi.

2
Star Wars. Episodio I. La amenaza fantasma. (1999)

Vaya por delante que yo fui de los que la atacó sin piedad en su día. Me parece un despropósito de guión, y tiene algunas faltas imperdonables, como el inefable personaje de Jar Jar Binks o la estúpida ocurrencia de los miridicodianos, que redujo la cuestión de “la fuerza”, algo que en el fondo tenía mucho que ver con la “fe”, a una cuestión de bichitos en la red sanguínea de un personaje. Pero para ser francos, con el paso del tiempo, he aprendido a valorar que también tenía algunas buenas ideas.

Liam Neeson como maestro de Obi Wan estuvo bien, la carrera de vainas también es vistosa y el villano aunque desaprovechado, apuntaba maneras. Además, al contrario que esta nueva saga, con este reinicio en el fondo Lucas solo pretendió algo muy sano y que se ha valorado muy poco, ofrecer algo diferente, arriesgarse, y en ese sentido fue vanguardista. Para más información aquí.

3
Star Wars. Episodio III. La venganza de los Sith. (2005)

20th Century Fox

Aunque es, con diferencia, la mejor película de las polémicas precuelas, sigue siendo un film mediocre, se pongan como se pongan sus fans. Ese plano final de Darth Vader gritando “Noooo” humilla al villano por antonomasia de la saga en un solo instante.

Además, el film está vacío de emoción y sus problemas morales y éticos quedan reducidos a un enfrentamiento final sobre el que gira toda la cinta. Uno solo está esperando que Kenobi y Anakin se enfrenten, para al final encontrarse con una escena verdaderamente tópica entre la lava de un volcán. ¿Quién da más?

4
Star Wars. Episodio VIII. El despertar de la fuerza (2015)

Hay que admitir que el primer tercio de película funciona a las mil maravillas, pero por alguna extraña razón, en cuanto aparece Han Solo, la película cae en picado. La historia se pierde en escenas vacías y predecibles hasta el gran final otra vez, en otra Estrella de la Muerte, aunque más grande.

Y por si fuera poco, se quitan de en medio al personaje más carismático de la saga. Recuperan eso sí, el carácter místico de “la fuerza” y lo hacen algo más “misterioso” en el sentido más religioso, pero todo se queda en apuntes sobre el papel.

5
Han Solo. Una historia de Star Wars. (2018)

HAN SOLO
Walt Disney Studios Motion Pictures

A su favor tiene que es una cinta desprejuiciada y que no se toma demasiado en serio a sí misma. Esto la hace mucho más liviana (aquí hay pocas discusiones sobre ética, moral o valores más allá de los estereotipados en el cine de aventuras) pero al mismo tiempo más vacía.

Al villano le falta un empujón para que resulte verdaderamente aterrador y su tercio final hace aguas por todos lados. Pese a todo es entretenida en su conjunto, la escena en las minas de Kessel está muy bien y además desvela uno de los grandes misterios de la película original, el corredor de Kessel. 

Por si fuera poco la cinta recupera, aunque solo sea para su plano final, a uno de los villanos más desaprovechados de la saga ¿Les suena esto de algo? Vuelvan a la película que ocupa el segundo lugar en esta lista.

6
Rogue One. A Star Wars History (2016)

Antes de nada hay que admitir que esta película juega sucio. Es decir, su final es el mismo arranque de la película original de 1977 y con esta conclusión resulta difícil que a uno no se le pongan los pelos de punta. 

Además recupera a dos villanos antológicos de la saga, Darth Vader y Moff Tarkin, un oficial de la Estrella de la Muerte interpretado en la cinta fundacional por el gran Peter Cushing. Aunque fuera resucitado digitalmente el personaje seguía poniendo los pelos de punta.

Lo que decía, juega sucio. Y también es cierto que aunque a la película le cuesta arrancar, su segunda mitad es imponente. Sigue en la línea de El despertar de la fuerza y mantiene el tono místico del concepto de “la fuerza” pero además introduce a un personaje muy interesante en este sentido, Chirrut Îmwe, un hombre que cree en “la fuerza” pero no posee ese don. Un personaje para pensar.

7
Star Wars. Episodio IX. Los últimos Jedis (2017)

THE RISE OF SKYWALKER
Walt Disney Studios Motion Pictures

Soy consciente de que a mucha gente esta película le resultó un espanto pero honestamente a mi me parece que en conjunto resulta mucho más redonda que El despertar de la fuerza, Solo o Rogue One.

Sí, como dijo un crítico en su día, el film tiene más agujeros que un queso de gruyer pero en su conjunto es de los más entretenidos. Tiene un par de giros de guión verdaderamente inesperados y a pesar de ciertas escenas (la princesa Leia flotando en el espacio) es, de las nuevas, la más digna.

Es cierto, no obstante que se esfuerza demasiado en adornar todo lo que envuelve al concepto de “la fuerza” y todo a lo que su fe implica, haciéndola más compleja aunque también menos “misteriosa”, pero en su defensa digamos que recupera a Yoda, el personaje místico por excelencia de la saga.

8
Star Wars. Episodio VI. El retorno del Jedi (1983)

20th Century Foxs

Siempre se la ha considerado como la hermana pobre de la trilogía original y si bien es verdad que es la menos redonda no es menos cierto que es infinitamente mejor que todo lo que se ha hecho de nuevo hasta ahora.

Su final es pura antología del cine de aventuras y ciencia ficción y a pesar de la presencia de los Ewoks (parece ser que Abrams los ha recuperado para el inminente El ascenso de Skywalker) el film de Richard Marquand está muy cerca de ser redondo entre otras cosas porque propone el gran dilema moral sobre el que está enfocado toda la saga, el enfrentamiento entre padre e hijo, un encuentro repleto de dudas e inquietudes morales y éticas. En ese sentido la película está calculada al milímetro.

9
Star Wars. Episodio IV. Una nueva esperanza (1977).

20th Century Fox

Tiene a su indiscutible favor que es la película que lo inició todo pero es también una nueva muestra de que en la saga al completo no hay una película redonda.

Aunque la cinta está bien estructurada y en ella aparecen los personajes que perdurarán a lo largo del tiempo no sería este título el que los haría perdurar. Es un tanto simplona y su final, el regreso de Han Solo en el último momento, está cogido con hilos. Expone, eso sí, el esqueleto de todo lo que vendría después y es tal vez la película que más deja en evidencia sus referencias a los grandes relatos como la misma Biblia.

10
Star Wars. Episodio V. El imperio contraataca (1980)

20th Century Fox

Casi todo el mundo está de acuerdo en que es la mejor película de la saga aunque sigue sin ser una cinta redonda. Su segunda mitad está irremediablemente lastrada por su naturaleza de episodio de transición en donde todo está dirigido, no a terminar la película, sino a encauzar la última entrega de la trilogía original.

Aún así tiene una primera mitad perfecta con escenas antológicas como la de los AT-AT (los elefantes robóticos gigantes en la nieve) o la huída del Halcón Milenario entre los asteroides y sobre todo, uno de los mayores cliffhangers de la historia del cine: “yo soy tu padre”.

De hecho, este film es el que abre la gran grieta moral de la saga, un villano que es el padre del héroe. Por primera vez en mucho tiempo, el público que salió del cine de ver una película de acción y aventuras lo hizo con dudas éticas y morales y con todos sus valores en la cuerda floja. ¿Cómo se comía que Darth Vader fuera el padre de Luke Skywalker? Fue el gran acierto de la saga, pero al mismo tiempo, su perdición.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.