Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: Así es como Dios nos corrige

caressing child

MK photograp55 / Shutterstock

Vatican News - publicado el 10/12/19

Homilía hoy en Casa Santa Marta

El Señor guía a su pueblo, lo consuela, pero también lo corrige y le castiga con la ternura de un padre, de un pastor que “lleva los corderillos en el pecho y conduce con dulzura a las ovejas madres”.

Así, Papa Francisco, en la homilía de la Misa de la mañana en Casa Santa Marta, responde a las preguntas “¿Cómo consuela, cómo corrige el Señor?” suscitadas por la liturgia de hoy.

La Primera lectura, un pasaje del libro de la consolación de Israel del profeta Isaías, se abre, explica el Papa, con “un anuncio de esperanza”. “Consolad, consolad a mi pueblo”, refiere así el profeta las palabras de Dios, “hablad al corazón de Jerusalén y gritadle que su tribulación ha terminado, su culpa es perdonada”.

El Señor consuela a quien se deja consolar

“El Señor nos consuela siempre – comenta Francisco – con tal que nosotros nos dejemos consolar”. Dios, añade, “corrige con el consuelo, ¿pero cómo?”. Y lee otro pasaje de Isaías, el que habla del Señor Buen Pastor, que “con su brazo” reúne al rebaño, “lleva a los corderillos en el pecho” y con dulzura conduce “a las ovejas madres”.

El Papa hace repetir “en el corazón” este pasaje a quien le escuche, y comenta: “¡Este es un relato de ternura! ¿Cómo consuela, el Señor? Con ternura. ¿Cómo corrige el Señor? Con ternura. ¿Cómo castiga el Señor? Con ternura”.

“¿Te imaginas – insiste – en el pecho del Señor, después de haber pecado?”El Señor conduce, el Señor guía a su pueblo, el Señor corrige; y yo diría: el Señor castiga con ternura. La ternura de Dios, las caricias de Dios. No es una postura didáctica o diplomática la de Dios: le viene de dentro, es la alegría que Él tiene cuando un pecador se acerca. Y la alegría le hace tierno.

La alegría del Señor, ante el pecador, se hace ternura

El Papa Francisco recuerda “la parábola del Hijo Pródigo” y el papá que “vio desde lejos” al hijo: porque lo esperaba, “subía a la terraza para ver si el hijo volvía. Corazón de padre”. Y cuando llega, y empieza “ese discurso de arrepentimiento”, él le tapa la boca y hace fiesta.

“La cercanía tierna del Señor”, comenta el Papa. En el Evangelio vuelve el pastor, el que tiene cien ovejas y una se pierde. “¿No dejará las 99 en los montes e irá a buscar la que se ha perdido?” cita Francisco. Y “si logra encontrarla se alegrará por ella más que por las 99 que no se habían perdido”.

Esta es “la alegría del Señor ante el pecador”, “ante nosotros cuando nos dejamos perdonar, nos acercamos a Él para que nos perdone”. Una alegría que “se hace ternura, y esa ternura nos consuela”.

“Muchas veces – explica el Papa – nos lamentamos de las dificultades: el diablo quiere que caigamos en el espíritu de la tristeza”, “amargados de la vida” o “de los propios pecados”.

Y recuerda: “Conocí a una persona consagrada a Dios que llamaban ‘Lamentela’, porque no lograba hacer otra cosa que lamentarse”, era “el premio Nobel de las lamentaciones”.

Cuántas veces nos lamentamos, nos lamentamos y muchas veces pensamos que nuestros pecados, nuestros límites no pueden ser perdonados. Y ahí la voz del Señor viene y dice: “Yo te consuelo, estoy cerca de ti”, y nos toma con ternura. El Dios poderoso que ha creado los cielos y la tierra, el Dios-héroe, por decir así, nuestro hermano, que se dejó llevar a la cruz a morir por nosotros, es capaz de acariciarnos y decir: “No llores”.

“Con cuánta ternura – prosigue el Papa Francisco – el Señor acariciaría a la viuda de Naím cuando le dijo: ‘No llores’.” Quizás, ante el ataúd del hijo, la acarició antes de decirle “No llores”. Porque “aquello era un desastre”.

“Debemos creer en este consuelo del Señor”, porque después “está la gracia” del perdón. “Padre, tengo muchos pecados, muchos errores he cometido en la vida” – “Pues déjate consolar” – “¿Pero quién consuela?” – “El Señor” – “¿Y adónde voy?” – “A pedir perdón: ve, ve. Sé valiente. Abre la puerta. Y Él te acariciará”.

Él se acercará con la ternura de un padre, de un hermano: como un pastor hace pacer al rebaño y consu brazo lo reúne, lleva a los corderillos en el pecho y conduce con dulzura a las ovejas madres, así nos consuela el Señor.

Tags:
papa franciscosanta marta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.