Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué todo el mundo quiere llevar puestas estas medias azules?

bluefeetfoundation.com
Comparte

Una campaña ideada por dos niños estadounidenses que te llegará al corazón

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

¿Lo conocías? Se llama piquero de “patas azules”, una especie de ave única que se la puede visualizar en lugares del Pacífico americano, además de la emblemática Isla Galápagos, sitio declarado Patrimonio de la Humanidad de la Humanidad por la Unesco y del cual tanto hemos hablado en Aleteia.

Aquí tienes una mejor imagen:

 

BLUE FOOTED BOOBY
Shutterstock | Vaclav Sebek

 

Precisamente, la particularidad de sus “patas azules” (“blue footed booby”) ha hecho que se haya transformado en una de las especies más estudiadas del lugar.  Su nombre científico es sula nebouxii y su tamaño oscila entre 76-84 centímetros de longitud, además de 152-158 centímetros de envergadura.

Tal cual recuerda el sitio Descubriendo Galápagos:

“Su nombre en inglés ‘booby’ proviene de la palabra ‘bobo’ debido a la torpeza de esta ave en tierra. Sin embargo, en el aire se muestra fuerte y ágil y a menudo se la observa buscando alimento en grupos de hasta 200 individuos. Los piqueros de patas azules son excelentes cazadores, avistan a su presa mientras vuelan y para capturarla se lanzan de cabeza al océano desde una altura de hasta 30 metros”.

 

BLUE FOOTED BOOBY
Shutterstock | Neel Adsul

 

Dos niños, una bonita campaña

La majestuosidad de estas aves no ha dejado indiferentes a Matthew y Will Gladstone, hermanos y fundadores de Blue Feet Foundation. Gracias a internet y documentales estos dos niños estadounidenses, que nunca han visitado Galápagos, han expresado desde un principio sintonía con esta ave y es por ello que se han propuesto trabajar por su conservación (o como quizás diría el papa Francisco, por su “cuidado”).

 

 

“Son realmente una especie de pájaro único, y cada vez que alguien va a Galápagos, eso es lo que se quedará en la cabeza de todos”, expresó  Will, este estudiante de primer año de secundaria de Arlington, Massachusetts, reproduce El Universal de Ecuador.

Para logar el objetivo, desde 2016 han lanzado esta fundación que ha vendido desde entonces “10.000 pares de calcetines en 46 países”, prosigue El Universal, medio que recuerda que los beneficios de lo recaudado ha ido para Galapagos Conservancy y la Fundación Charles Darwin.

 

 

La idea de estos dos chicos ya es furor en varias partes del mundo, pues gracias a su dedicación y observación ya son muchas las personas que han estado apoyando la causa y compartiendo bonitas postales de estas aves (ver Instagram).

Por estos días comienza la cumbre del clima en Madrid, COP25, tiempo de reflexión sobre las cuestiones de la “casa común” (Laudato Sí). Y en esto entra el piquero de “patas azueles” y una campaña símbolo de la acción y preocupación del hombre como custodio de la Creación.

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.