Aleteia

Nicaragua y ocho días de una iglesia convertida en cárcel

masaya nicaragua
Screenshot Google Maps
Comparte

El asedio y la intimidación en la Iglesia de San Miguel Arcángel lleva más de una semana, mientras el párroco Edwin Román y las madres de presos políticos que están en huelga persisten con su lucha

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La Iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, en Nicaragua, sigue generando la atención internacional. Por estas horas ha cumplido el octavo día de asedio y persecución a manos de la policía leal al régimen de Daniel Ortega.

Las imágenes difundidas en los últimos días, hasta una propia de una misa el pasado domingo, han sido más que elocuentes.

 

MASAYA
@EdwingRoman14

 

Efectivamente, esta iglesia se ha transformado en una cárcel tanto para el párroco Edwin Román como para un grupo de madres de presos políticos que vienen desarrollando una huelga de hambre con el objetivo de que los suyos logren la libertad.

 

 

En ese sentido, tanto Edwin como estas madres se han estado manifestando dentro de la iglesia asediada también con diferentes mensajes. El último, al momento de redactar esta nota, tenía hasta un tono irónico, pues hacía referencia a la llegada de la factura sobre consumo eléctrico.

 

 

Es que entre otras cosas el asedio ha dejado sin agua y luz a quienes están dentro de la iglesia. No obstante, a pesar de la notoriedad que está teniendo lo que acontece en este templo, también hubo situaciones complejas en otros lugares como la propia Catedral de Managua, sitio donde hace poco golpearon a un sacerdote y una monja.

 

 

Asedio Nicaragua imágenes: 

 

Preocupación y jornada de oración

Diversas han sido las manifestaciones de apoyo, solidaridad y oración en estas horas. Desde fieles que se han congregado fuera, también limitados en sus manifestaciones por la policía orteguista, hasta declaraciones en señal de apoyo del arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, e incluso continuo seguimiento del obispo auxiliar de Managua, ahora fuera de Nicaragua, Silvio José Báez.

Pero recientemente también se ha expresado la propia Conferencia Episcopal de Nicaragua a través de un comunicado en el que se solidarizan con lo que acontece en la Iglesia de San Miguel Arcángel, al tiempo de expresar profunda preocupación por las “agresiones físicas contra algunos consagrados, el acoso, asedio e irrespeto contra la Catedral Metropolitana y otros templos (…)”.

 

 

“Exhortamos a los responsables de estos asedios para que depongan su postura. Es demasiado el dolor que han sufrido los nicaragüenses. Las familias que se encuentran asediadas cargan con doble sufrimiento: la falta de libertad de sus familiares encarcelados y, ahora, el estado de sitio que atenta contra sus vidas. Pedimos al gobierno escuche sus peticiones, que a la vez son sus derechos”, expresan los obispos.

En tanto, este jueves 21 de noviembre se vive una jornada de oración y reparación en la Arquidiócesis de Managua a través de la siguiente exhortación:

 

 

Mientras tanto ahí están estas madres y el padre Edwin, cuyo estado de salud había trascendido como delicado, firmes en su reclamos, pero más firmes en la fe.

 

 

Difícil situación de Nicaragua en imágenes: 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.