Aleteia

Argentina: Aborto, una prioridad del nuevo gobierno

ABORTION
Comparte

El presidente electo Alberto Fernández podría enviar un proyecto de aborto al Congreso antes de fin de año

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El presidente electo argentino, Alberto Fernández, confirmó que la legalización del aborto es una prioridad para su gobierno y aseguró que enviaría un proyecto de ley el mismo al Congreso “cuánto antes”.

En una entrevista brindada al diario Página 12, el mandatario electo, que asumirá el 10 de diciembre, dijo, no obstante, que no quiere que vuelva a ser “un tema de disputa entre nosotros”, refiriéndose a la gran división suscitada en el país durante el rechazo parlamentario al proyecto de 2018.

Según expresó, “no hay retrogrados y progresistas, hay simplemente gente que piensa de otro modo. Y cuando uno despenaliza y legaliza el aborto no lo hace obligatorio. Por lo tanto, el que sigue teniendo en su conciencia la convicción de que Dios no lo permite, que no lo haga”, dijo. Para Fernández, es “un problema de la salud pública”.

 

 

Aunque el nuevo Congreso comenzaría a sesionar recién en 2020, con la renovación parcial de las bancas ya concretada, no se descarta que por distintos motivos Fernández pueda convocar a sesiones extraordinarias.

Fernández evitó precisiones en el interrogatorio de Página 12, lo que supone dejar abierta la puerta para hacerlo este año. Cuándo se le preguntó si este año sale la ley, respondió: “Voy a intentar que salga cuanto antes. No depende solo de mí”. Y luego, cuando se le preguntó cuándo enviaría el proyecto, volvió a aclarar: “Tan pronto lleguemos”.

Según las palabras de Fernández, el rechazo al aborto supone una convicción de que que Dios no lo permite”; él, “que no lo haga”. Pero el mismo Papa Francisco, al que Fernández ha expresado admirar, y ha solicitado visitar, ha aclarado que no se trata de eso.

Lo hizo entre otras ocasiones, recientemente, durante el encuentro “Cuidar el precioso don de la vida en situaciones de fragilidad”, del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

 

FERNANDEZ
Facebook Alberto Fernández

 

“Es un problema humano. Dos frases solamente nos ayudarán a entender esto: dos preguntas. Primera pregunta: ¿es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema? Segunda pregunta: ¿es permisible alquilar un sicario para resolver un problema? La respuesta es vuestra. Este es el punto. No buscar en lo religioso algo que concierne a lo humano. No es lícito. Jamás eliminar una vida humana o alquilar a un sicario para resolver un problema”, dijo el Papa.

Además, de los cientos de personas que concurrieron al Congreso a hacer saber su opinión, sólo uno era obispo; los sacerdotes que concurrieron lo hicieron sobre todo por su labor pastoral con los vulnerables, al igual que el prelado Gustavo Carrara, auxiliar de Buenos Aires.

De hecho, el obispo en ningún momento de su alocución del 10 de abril de 2018 mencionó a Dios. Rechazar el aborto no es tan solo negarse a practicarlo por una convicción religiosa.

Para el mandatario electo se trata de un problema de salud pública. En 2017 más de 6000 mujeres fallecieron, según cifras oficiales, por cáncer de mama. En la categoría Muerte asociada a embarazo terminado en aborto, 30, de los cuales 11 fueron casos de embarazos ectópicos, mola hidatiforme, feto muerto y retenido y aborto espontáneo.

 

 

Rezando con Argentina a favor de las dos vidas: 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.