Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La primera lección de ecumenismo de Rosa a su nieto…futuro Papa Francisco

© BERGOGLIO FAMILY / AFP
ARGENTINA, Buenos Aires : From L to R, up: Pope's sister Maria Helena, Pope's mother Regina Sivori, Pope's brother Alberto, Jorge Bergoglio Pope Francis, Pope's brother Oscar, Pope's sister Martha, Pope's stepbrother Enrique Narvaja. Sitting from L to R: Pope's grandfather Juan Bergoglio, Pope's grandmother Rosa and Pope's father Mario.
Comparte

En una audiencia privada en el Vaticano, el Pontífice agradeció su labor al Ejercito de la Salvación y contó cómo aprendió ecumenismo junto a su abuela

Para el papa Francisco el empeño ecuménico responde a la oración de Jesús: “que todos sean uno” (Jn 17, 21). Por esta razón, da credibilidad para superar las divisiones a los actos de amor y de misericordia, especialmente a favor de los más débiles y vulnerables, y, por ende, acciones de caridad que deberían unir más que separar a los cristianos. 

En este sentido, el Papa ha citado una vez más a su primera catequista y ‘maestra’ del ecumenismo de la caridad: la ‘Nonna’ (su abuela italiana). Rosa Vassallo que fue fundamental para la transmisión de la fe a su nieto, Jorge Mario Bergoglio.

Por ello, el Papa la ha recordado, varias veces, también, este viernes 8 de noviembre de 2019, durante una audiencia privada en el Vaticano al recibir al general Brian Paddle, Superior General del Ejercito de la Salvación, con su esposa y séquito.

Como a veces he recordado, fue al reunirme con miembros del Ejército de Salvación que recibí mi primera lección de ecumenismo de mi abuela, hace muchos años. Su ejemplo de servicio humilde a los más pequeños entre nuestros hermanos y hermanas habla elocuentemente más que cualquier palabra”, expresó Francisco. 

El Pontífice agradeció a los miembros y los voluntarios del Ejército de Salvación por el testimonio que “dan de la primacía del discipulado y el servicio a los pobres”. 

“En un mundo donde abundan el egoísmo y las divisiones, es precisamente el noble gusto del amor incondicional lo que sirve como antídoto y abre el camino al significado trascendente de nuestra existencia”.

En su discurso reconoció que la caridad y las obras a favor de los más necesitados convierten al Ejercito de Salvación en “un signo reconocible y creíble de amor evangélico, en obediencia al mandato del Señor: “que se amen los unos a los otros. Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado. En esto reconocerán todos que son mis discípulos, en que se amen unos a otros” (Jn 13, 34-35)”. 

Luego el Papa se dirigió al General, Brian Paddle para recordarle el encuentro que tuvo hace cinco años con su predecesor y las palabras del entonces General: “La santidad trasciende las fronteras confesionales“. 

La santidad que se manifiesta en acciones concretas de bondad, de solidaridad y de curación habla al corazón y da fe de la autenticidad de nuestro discipulado”, añadió el Papa. 

Pues, aseguró, que “sobre esta base, los católicos y los miembros del Ejército de Salvación pueden ayudarse mutuamente y colaborar cada vez más con respeto mutuo”.

En otro momento, indicó, siguiendo la parábola de Jesús sobre la levadura y el Reino de Dios (ver Lc 13,21)”: “El amor gratuito que inspira gestos de servicio hacia los necesitados no es solo la levadura, sino también la fragancia del pan recién horneado”.

Este testimonio que es alimento, pues afirmó “atrae y convence. Los jóvenes en particular necesitan sentir esta fragancia, porque en muchos casos falta en su experiencia diaria”. 

“Como obispo de Roma, deseo agradecer al Ejército de Salvación por lo que está haciendo en esta ciudad a favor de las personas sin hogar y marginadas. Y también conozco su amplia participación en la lucha contra la trata de personas y otras formas actuales de esclavitud”.

“Dios bendiga vuestro compromiso!  Gracias de nuevo por su visita. Recordemos el uno al otro en oración, y sigamos colaborando para difundir el amor de Dios a través de obras de servicio y solidaridad”, concluyó. 

¿Qué es el Ejercito de Salvación? 

El Ejército de Salvación fue fundado por William Booth y Catherine Booth en julio de 1865 como un movimiento evangélico  denominado Christian Revival Association (Asociación Cristiana de Avivamiento) que agrupó el trabajo voluntario de creyentes procedentes de varias denominaciones protestantes de la ciudad de Londres.

El movimiento ha cumplido 130 años de servicio en Italia, actualmente, según la misma institución, se encuentra en más de 130 países y cuenta con alrededor de un millón de miembros en todo el mundo. Ellos predican y realizan obras sociales en escuelas, casas para niños y hostales para personas sin techo, como lo hacen en Roma.

Además, tienen hospitales y realizan obras de asistencia con programas aplicados durante emergencias o desastres naturales. 

El General, es el responsable a nivel mundial, normalmente vive en Londres, donde se fundó el movimiento. El líder tiene la tarea de fijar los objetivos y el camino a seguir. Es elegido, según sus estatutos, por un Alto Consejo. Desde el 3 de agosto fue elegido Brian Peddle, quien es el 21 General del Ejercito de la Salvación.

Nonna Rosa

Cabe recordar que recientemente, la Librería Editora Vaticana ha editado un libro sobre la vida de la abuela del Papa Francisco: “Nonna Rosa. La roca de las Langhe desde Cortemilia hasta Argentina”. Los ingresos se destinarán íntegramente a la asociación “Haciendo lío”, que en Argentina se ocupa de iniciativas en favor de los pobres, y que fue fundada por José Ignacio Bergoglio, sobrino del Papa.

En este libro se profundiza sobre la figura de la abuela de Bergoglio descrita como una mujer audaz inteligente y ‘custodia’ de la fe de una familia que tuvo que migrar y sobrevivir a los remezones sociales entre el XIX y el XX. La abuela Rosa de Piamonte llega hasta Argentina, donde emigró a los 45 años, con su marido y su hijo Mario, futuro padre del papa Francisco, con pocas pertenencias, pero sobre todo cargada de tantos valores que transmitió a sus seres queridos, entre ellos el pequeño Jorge. 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.