Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los edificios más grandes de Herodes el Grande

Comparte

El gobernante del primer siglo fue un constructor que le dio un estilo arquitectónico.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El nombre de Herodes el Grande siempre estará asociado con la matanza masiva de niños inocentes que ordenó para asegurarse de que el Niño Jesús no representara una amenaza para él.

Pero también será conocido a perpetuidad por los grandiosos edificios que construyó en el antiguo Israel. Parte de su construcción aún se puede ver.

Nacido en el 73 a. C. En el sur de Palestina, Herodes era árabe pero judío practicante. Su padre, Antípatro, lo nombró gobernador de Galilea. Cuando, en el 40 a. C., los partos invadieron Palestina y estalló la guerra civil, Herodes se vio obligado a huir a Roma. Allí, el Senado lo nombró rey de Judea. Ocupó ese cargo durante 32 años, tiempo durante el cual nació Jesús. Su dominio sobre Judea se extendió para incluir partes de Jordania, Líbano y Siria.

También fue una época de grandes proyectos de construcción en la región, algunos que debemos imaginar a partir de registros escritos, algunos que tienen partes que aún existen.

Te puede interesar: Aquí bailó Salomé y pidió la cabeza de Juan el Bautista

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.