Aleteia

Para lo bueno y lo malo están los tíos

FAMILY
YanLev | Shutterstock
Comparte

Una de las relaciones más valiosas para la familia es la de los tíos con sus sobrinos

Cada segundo domingo de octubre se celebra el día internacional de los tíos. Estos valiosos compañeros de vida que son hermanos o primos de nuestros padres, esposos de nuestros tíos que llamamos “tíos políticos” o incluso amigos muy cercanos que son parte de la familia.

Los tíos son aquellas personas que han estado de alguna manera u otra presentes en nuestro crecimiento, con quienes hemos compartido buenos momentos, conversaciones o muchas horas de diversión y por eso los motivos para celebrar ¡son muchos!.

MOTHER - DAUGHTER - CRIES
© Kamira - shutterstock

Alguien de confianza con quien hablar

Un tío puede ser la persona ideal para hablar y pedir consejo. A veces hay temas que resultan más difíciles hablarlas directamente con los padres, o tal vez estás pasando por un momento de tensión con alguno de ellos y necesitas desahogarte. Un tío puede ser alguien en quien puedes confiar y recibir sabiduría.

Para los padres esto también puede dar cierta tranquilidad al saber que los hijos tienen a una persona con quien pueden hablar y ser guiados en la dirección correcta en lugar de un amigo que no siempre da consejos sabios. Este tipo de relación puede ayudar mucho sabiendo que viene de alguien tan cercano que nos ama.

son hugs father
By sebra|Shutterstock

Alguien que nos acerca a nuestra historia

A través de los tíos podemos aprender mucho sobre la familia. Anécdotas que tal vez nunca has oído de tus padres porque no las recuerdan o las han visto de otra manera. Los recuerdos familiares hablan de nuestra identidad y con nuestros tíos podemos conocerlos, recordar otros que ya hemos escuchado y reírnos con ellos.

Un tío puede contarnos historias sobre nuestros padres cuando eran jóvenes o cuando nosotros éramos niños. Y aunque estén lejos o no los veamos todo el tiempo, esos momentos con ellos quedarán marcados en nuestra memoria para siempre.

Alguien que nos cuida y apoya en situaciones difíciles

En muchas ocasiones nuestros padres han recurrido a los tíos para que nos cuiden. Sea que estén ocupados o simplemente necesiten un descanso, los tíos son los que están presentes para dar una mano extra, llegar a un evento importante o alcanzarnos a algún sitio.

A veces surgen situaciones difíciles en las que los tíos son de gran ayuda siendo nuestros tutores o mediadores, brindándonos apoyo emocional, u ofreciéndonos un lugar de escape y distracción. En lo bueno y lo malo, podemos contar con ellos.

Alguien con quien divertirnos

Los tíos siempre están listos para un juego divertido, celebrar aquellos momentos como los cumpleaños, las graduaciones o traernos algún regalo para consentirnos. No se perderán un evento aun si eso significa tomarse un día libre del trabajo o volar a otro país.

Si tienes la oportunidad de compartir gustos, los tíos son los compañeros ideales para hacer excursiones, visitar museos, ir a conciertos, al cine o a festivales incluso cuando ya seamos mayores.

Alguien que nos puede enseñar mucho

Los tíos siempre están dispuestos a dar amor y afecto y muchas veces pueden convertirse en un ejemplo para nuestra vida enseñándonos acerca de los valores y cómo saber lo que está bien y mal. Ellos nos ven crecer y cambiar en cada etapa.

Una tía o un tío pueden darnos un tiempo valioso buscando oportunidades para que podamos aprender más y desarrollarnos como buenas personas, incluso recibiendo un fuerte impacto alimentando nuestra vida espiritual y crecimiento personal. Muchos de ellos son nuestros padrinos de bautismo o de confirmación y asumen un rol especial de guía en nuestra vida.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.