Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Aurora Boreal, un espectáculo de la naturaleza

AURORA BOREALIS
Comparte

Ha habido un auge en el turismo de auroras boreales durante la última década

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Es una maravilla y, a la vez, un misterio de la naturaleza. La actividad excepcionalmente anormal en la superficie del sol produce auroras boreales fuertes, que se pueden ver incluso en latitudes donde las luces del norte son una rareza.

Ha habido un auge en el turismo de auroras boreales durante la última década, y las opciones para los aficionados a las auroras se han multiplicado, desde pueblos de iglú de vidrio donde los turistas pueden acostarse en la cama para contemplar el fenómeno hasta paseos en trineo conducidos por renos a través del paisaje escandinavo.

Así son las Auroras Boreales

“Básicamente, el sol expulsa partes de sí mismo al espacio”, dijo recientemente Trond Trondsen, especialista en auroras en Calgary, al New York Times. “Y estas son partículas: electrones, así como piezas de su propio campo magnético”. El campo magnético de la Tierra atrae partículas hacia los polos norte y sur. “Es cuando estos electrones golpean nuestra atmósfera que tienes el amanecer”, dijo Trondsen.

El fenómeno ocurre sobre los polos magnéticos de los hemisferios norte y sur. Es por eso que se llama “aurora boreal” en el norte y “aurora austral” en el sur. Fue Galileo quien acuñó el nombre latino para la aurora boreal: Aurora, con el nombre de la diosa romana del amanecer, y Borealis, el nombre griego para el viento del norte.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.