Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Las falacias pro aborto en el Festival de Cine de San Sebastián

SAN SEBASTIAN
Comparte

La actriz Mercedes Morán aprovechó el discurso de aceptación del premio a “Que sea Ley” para difundir unas cifras que no tienen nada que ver con la realidad argentina

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El Festival de Cine de San Sebastián, uno de los más prestigiosos del séptimo arte en el mundo hispano, reconoció con el Premio RTVE Otras Miradas al documental “Que sea Ley”, del director argentino Juan Solanas. Durante la entrega del premio, a la que no pudo asistir su director por haber regresado tras la proyección a la Argentina donde se estrenará en los próximos días, la actriz Mercedes Morán tuvo a su cargo el discurso de aceptación. Se trata de un filme que retrata, con tono apologético, la campaña para la legalización del aborto en la Argentina.

“En Argentina cada semana muere una mujer víctima del aborto clandestino, varias por día en Latinoamérica. Esto es una locura, un último manotazo de los sectores más conservadores y reaccionarios de la sociedad. Sorprende también escuchar en Europa y en Estados Unidos voces que, con ligereza, cuestionan estos derechos fundamentales conseguidos hace décadas. Pero no se puede ir en contra del sentido de la historia. La película tiene una sola razón de ser: ayudar en esta causa”, expresó.

 

 

En la Argentina no hay constancia formal de que muera una mujer por semana víctima de un aborto clandestino, pese al discurso de Morán y una línea discursiva sostenida por quienes piden la legalización del aborto. Según las cifras oficiales de del Ministerio de Salud, durante 2017, último dato publicado, se registraron 30 muertes maternas por embarazo terminado en aborto. Pero como analizó Mónica del Río, de Notivida, dentro de ellas hay 11 que ocurrieron por embarazo ectópico, mola hidatiforme, feto muerto y retenido, o aborto espontáneo. Por lo que, como tope, debiera haber habido 19, porque puede haber abortos espontáneos dentro de esa categoría. Una sola muerte, ya es una tragedia. Pero la estadística no es la mencionada por Morán.

Tampoco abortar es un derecho consagrado a nivel internacional. No está, ni se desprende de ninguno de los 30 derechos reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Que algunos, o muchos, piensen que es un derecho, bien. Pero ni las instituciones en la Argentina, ni la Declaración Universal de Derechos Humanos lo consideran como tal. De hecho, sí hay un derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión. Por lo que no correspondería cercenar el derecho de quienes se niegan a practicar abortos por cuestiones de conciencia, como sugiere el testimonio de una diputada en el avance del documental.

El aborto no es legal en el país, pese a que esa diputada se exprese en ese sentido en el tráiler. Es un drama real, tal como expresa con un testimonio de vida que relata, un drama que el código penal despenaliza en causas específicas como riesgo de salud para la madre y que fue protocolizado por el Ministerio de Salud a instancias de la Corte Suprema, pero no hay ninguna ley en la Argentina que haga legal el aborto, y hay provincias que aún no han querido adoptar ese protocolo.

En algunas de los que lo han hecho, hay abusos en la entrega de Misoprostol para la inducción del aborto por visiones laxas de lo que es la salud de la madre, cuestión no investigada y que mal controlada también podría provocar muertes por aborto. El aborto está despenalizado en algunos casos, pero nunca ha sido legalizado por el Poder Legislativo en el país.

El reconocimiento a la pieza audiovisual que acaba de hacerse en el Festival dio pie a la difusión internacional de las falacias con las que en la Argentina se busca justificar el considerar al aborto un derecho cuando por décadas ha sido un delito.

 

La defensa de la vida en Argentina (imágenes)

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.