Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Cómo nos afecta una bajada de los tipos de interés como la de EE.UU.?

economy crisis
Elena Schweitzer - Shutterstock
Comparte

Para algunos países con las economías muy dañadas, esta medida no es suficiente ante la recesión que se avecina

Recientemente, la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) ha disminuido el tipo de interés de referencia en un cuarto de punto dejando las puertas abiertas a futuras bajadas. Esto tiene implicaciones importantes sobra la economía de Estados Unidos, pero también sobre las relaciones comerciales a nivel global y por ende afecta a la economía global.

En primer lugar, hemos de entender qué significa e implica una bajada de los tipos de interés de referencia de la autoridad monetaria. El banco central de un país para controlar la masa monetaria con la que se realizan los intercambios comerciales utiliza el tipo de interés. Cuanto mayor sea el tipo de interés más caro es para los consumidores pedir préstamos, puesto que los intereses que deberán pagar serían mayores, y por lo tanto demandarán menos dinero. De esa forma, la autoridad monetaria conseguirá reducir la cantidad de dinero que se emite desde la Fábrica de Moneda del país.

Cuando un país tiene una alta inflación, la autoridad monetaria con la intención de reducir esa tensión inflacionista responde subiendo los tipos; así reduce  la disposición de dinero en circulación y contiene los precios. Imagine qué sucede con el precio de una manzana si cada persona dispone de 10 dólares para comprarla y de repente esa disposición individual bajara a 5 dólares; el precio de la manzana caería.

A su vez, cuanto menor sea el tipo de interés más barato es para los consumidores pedir préstamos, puesto que los intereses que deberán pagar serían menores, y por lo tanto demandarán más dinero. De esa forma, la autoridad monetaria conseguirá aumentar la cantidad de dinero que se emite desde la Fábrica de Moneda del país.

Cuando un país tiene una baja inflación y un bajo crecimiento económico, la autoridad monetaria con la intención de expandir a la economía responde bajando los tipos; así aumenta la disposición de dinero en circulación y facilita el crecimiento económico y el aumento de precios.

La Fed, encabezada por Jerome Powell, justificó su decisión de bajar un 0.25% los tipos de interés por “las implicaciones de los eventos globales para el panorama económico y las débiles presiones inflacionarias” en un contexto de desaceleración global y de incertidumbre generada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y aseguró que “actuará apropiadamente para mantener la expansión

EEUU, el país que basa su crecimiento en el consumo, tener deflación o inflación cero es un riesgo. Si un consumidor tiene la expectativa de que el precio va a caer, lo normal es que se espere a consumir cuando el precio haya caído; si todos hacen lo mismo, cae la demanda y la producción se ralentiza. Cae el crecimiento económico.

Actualmente, frente a la desaceleración económica, EEUU y China han entrado en una guerra de divisas. En el artículo anterior, ya advertimos cómo funcionaba y sus posibles las consecuencias. Imagine qué sucede cuando un consumidor tiene la percepción de que el precio puede ser más barato por deflación o más barato porque el producto que proviene del otro país es más competitivo, ya sea por una divisa depreciada o por un coste de producción menor. En ese caso, el efecto de ralentización se refuerza.

Así pues, EEUU, el país del consumo que a pesar de estar creciendo al 2% y tener la tasa de paro en valores mínimos, y China, el país de la producción que ve cómo su potente crecimiento cada vez lo es menos, se han enzarzado en esta guerra de divisas ante el miedo a la desaceleración económica global.

Por otra parte, cabe preguntarnos cómo puede afectar esta bajada de tipos de interés de la Fed al resto de países y, en especial, por proximidad e influencia a América Latina. Esta rebaja abarata el acceso a financiarse en dólares, por lo tanto, siendo más barato el dólar también se vuelve más barato frente al resto de divisas de países latinoamericanos.

Los tipos de interés en los países latinoamericanos son muy superiores a los de EEUU. Esto refleja también, como expusimos en el artículo anterior, el grado de confianza en el funcionamiento de la economía del país. Si bien Perú y Chile se encuentran un poco superior al 2%, similares a los de EEUU, países como Brasil con un 6.5% o México con un 8.25% ofrecen rentabilidades superiores y podrían constituir economías donde el capital internacional puede financiar proyectos empresariales. Esto permite que sus divisas se aprecien, vayan al alza; ya que se demandarán sus divisas para poder invertir.

En cambio, Venezuela con un 23,5% y Argentina con un 60% de tipo d interés reflejan una situación de desconfianza en los que difícilmente va a entrar capital internacional ante el riesgo que entrañan actualmente sus economías. Difícilmente, ante el nivel de desconfianza económica instalado en estos países, sus divisas van a estabilizarse frente al dólar a pesar de que la Fed haya rebajado un cuarto de punto.

Las recientes grandes inflaciones en estos países debilitan sus monedas, pero también erosionan los ahorros de sus ciudadanos generando una propensión a buscar activos en otras divisas para preservar los ahorros. En estos países, la salvación no puede venir de un pequeño flotador salvavidas que pueda lanzar ella Fed bajando los tipos levemente.

A nadie que está hundido varios metros por debajo del nivel del mar le sirve un flotador, primero debe conseguir sacar la cabeza; de igual manera sucede con esta rebaja del tipo de interés del Fed, sólo aquellos países latinoamericanos que tienen la cabeza fuera del agua pueden aprovechar esta rebaja. Argentina y Venezuela, ante la crisis que se avecina, tienen mucho que hacer si quieren sobrevivir y les queda muy poco tiempo.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.