Aleteia

¿Hay peligro de una guerra nuclear?

HIROSHIMA
Shutterstock | JudeAnd
Comparte

Cuando se rompen los equilibrios y la seguridad que daban los pactos sobre armamento nuclear nuevamente, se vuelve la vista sobre Hiroshima y Nagasaki

El mundo vive al borde de una carrera de armamentos, y al romperse el equilibrio que comportaban los acuerdos nucleares, especialmente con Irán, y al anularse el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), la opinión pública mundial tiene derecho a preguntarse, ¿existe el peligro de una guerra nuclear? ¿Y Corea del Norte?

Estos días se conmemora la matanza más terrible de la historia: la explosión de las dos bombas atómicas sobre territorio japonés, que arrasaron las ciudades de Hiroshima y Nagasaki (6 y 9 de agosto, respectivamente), hace 74 años, al final de la segunda Guerra Mundial.

El mundo vive expectante e impotente el devenir de denuncias de acuerdos, de fabricación de nuevas armas, y al mismo tiempo se siembran campañas de solidaridad por el hambre, el subdesarrollo y las catástrofes naturales. En un mismo mundo hay dos mundos: el uno (las potencias nucleares) vive, insensible, de espaldas al otro.

HIROSHIMA
Shutterstock | Sean Pavone

El acuerdo nuclear con Irán, firmado en 2015, tras dos años de duras negociaciones, entre este país y las seis potencias atómicas del mundo, Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania y el Reino Unido), fue rechazado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dentro de una política muy proisraelí, no solo porque el acuerdo fue firmado bajo la presidencia de Barak Obama, sino porque pensaba que limitar el acuerdo a 15 años era poco, y conceder a Irán 100.000 millones de dólares en compensación de los 160.000 millones que le costó los cuatro años de sanciones, supone Washington que el dinero sirve a Irán para financiar el terrorismo.

Pero Trump no propone un “Plan B”, un plan alternativo. Europa hace los posibles para que Irán se mantenga en el plan de no enriquecer uranio y de reducir un 98 por 100 sus reservas de uranio, controlado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). En estos momentos, con el uranio enriquecido que tiene, Irán podría construir una bomba atómica, o armas atómicas, en dos o tres meses.

¿Podrá el acuerdo con Irán mantenerse al margen de los Estados Unidos? ¿En qué condiciones? ¿Por qué Estados Unidos se retira de un acuerdo firmado tres años atrás, aunque fuera por otro presidente?

Por otro lado, la salida de Estados Unidos del histórico Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Medio (INF), firmado durante la Guerra Fría, y la decisión de Moscú de dar por finiquitado el Tratado que expiró el 2 de agosto –límite impuesto por USA para que Moscú cumpliera el Tratado- hace temer una escalada en la construcción de armamento entre las potencias. Toda escalada armamentística es el preludio de nuevas confrontaciones bélicas. El INF prohibía los mísiles de alcance medio entre los 500 y los 5.000 km.

HIROSHIMA
NARA

¿Por qué Estados Unidos se salió del INF? Porque acusó a Moscú de violar el acuerdo al desplegar varios misiles 9M729 (que la OTAN llama SSC-8) que no se pueden detectar y que en pocos minutos pueden destruir cualquier ciudad europea, y tienen capacidad nuclear, según el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. Moscú lo negó todo. E incluso Mijail Gorbachov, firmante del Tratado, ha salido en apoyo del gobierno de Putin.

Además, está el intento de acuerdo entre los Estados Unidos y Corea del Norte –entre Donald Trump y Kim Jung-un—para el desmantelamiento de la península de Corea de armamento nuclear, a cambio de eliminar las sanciones a Corea del Norte. En la reunión –la tercera, después de Singapur y Hanoi (esta fue un fracaso)- que se celebró el 1 de julio pasado en la zona desmilitarizada de los dos coreas, fue muy positiva, según Trump: «están pasando muchas cosas positivas» en el proceso de conversaciones entre Washington y Pyongyang, dijo.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, es el primer interesado en el éxito de estas conversaciones, así como el presidente del gobierno del Japón, Shinzo Abe, muy preocupado porque los mísiles de Kim sobrevuelen su territorio.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.