Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

‘Rolling Thunder Revue’: Aquella gira de protesta, compromiso y solidaridad

ROLLING THUNDER REVUE
Netflix
Comparte

Una historia de Bob Dylan contada por Martin Scorsese

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Quien haya visto No Direction Home: Bob Dylan, el documental que hizo Martin Scorsese en 2005, ya sabe lo que puede esperar de Rolling Thunder Revue (de estreno exclusivo en Netflix): un montaje exquisito, una historia real pero dotada del mismo ritmo de sus películas sobre la mafia, un documento técnicamente impecable, una banda sonora de lujo y un retrato audiovisual sobre un artista, una época y una manera de ser y de pensar.

Era inevitable que Dylan y Scorsese, ambos ganadores del Oscar, y el primero, además, recompensado hace unos años con el Premio Nobel de Literatura, terminaran colaborando: los dos son casi de la misma quinta (Dylan nació en 1941, Scorsese en 1942), ambos son católicos y sus intereses cristianos y espirituales han acabado reflejándose en sus obras, ambos han vivido los mismos cambios sociales y políticos, fueron jóvenes en los años 60 y 70 y han sobrevivido a ello, y ambos son artistas ya legendarios, muy preocupados por el ser humano y por explorar en sus obras valores como el sacrificio, la protesta, la redención, la destrucción de los mitos y los giros sociales del fin de cada década.

Rolling Thunder Revue analiza el momento en que Bob Dylan regresó a los escenarios, en 1975, con la idea de juntarse con varios músicos y recorrer las carreteras con ellos como si fueran juglares, músicos de antaño que iban tocando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, como una gran familia de trovadores de circo ambulante con ansias de reformar los acontecimientos y de acercar al pueblo llano de Norteamérica la poesía, la música y la literatura. Es una de las virtudes de Dylan y, en parte, por eso recibió el Nobel: sus canciones de protesta cambiaron las cosas.

Hubo algunos momentos álgidos en aquella gira y todos están registrados. Nos interesan, aquí, los momentos en los que Bob Dylan sacaba a flote su dimensión humana y comprometida: por ejemplo, cuando escribe la canción sobre Rubin ‘Hurricane’ Carter, un boxeador acusado (y encarcelado) injustamente, y se obstina en lograr su libertad. Ese tema se convirtió en todo un himno y en una canción legendaria: “Hurricane”.

Otro de esos momentos se refleja en la visita de la banda a una reserva india, donde se encuentran al Jefe Rolling Thunder y Dylan canta “The Ballad of Ira Hayes”, la historia de uno de los marines que alzaron la bandera norteamericana en Iwo Jima durante la Segunda Guerra Mundial. Es un instante emotivo porque aquel trovador, aunque la canción no la compuso él, les cuenta la historia de un indio que hizo Historia, que entró por la puerta grande mediante esfuerzos y sacrificios. Se lo cuenta a un pueblo que ha sido reducido, aniquilado y marginado en reservas.

Y no podemos olvidar el momento en el que toca otra canción de protesta en torno al racismo: “The Lonesome Death of Hattie Carroll”. Esto es lo que diferencia, sustancialmente, a Dylan de otros músicos: que intentaba cambiar la sociedad y reparar las injusticias mediante letras demoledoras y un uso de distintos géneros musicales que el mundo iba a conocer.

Para quien quiera indagar aún más, le recomendamos el libro que escribió Sam Shepard tras acompañarles en esta agotadora gira: Rolling Thunder: con Bob Dylan en la carretera es como la versión literaria del documental de Scorsese, y acaba de publicarse la edición de bolsillo en Anagrama.

Sam Shepard fue uno de los entrevistados para este documental de Netflix. También desfilan estrellas como Sharon Stone, que revela sus encuentros con Dylan cuando era muy joven y aún no se había convertido en actriz. O el propio ‘Hurricane’ Carter, con su testimonio de primera mano sobre aquellos tiempos en los que lo encarcelaron y Dylan fue a la prisión a cantar para él.

Para quienes aún renieguen del talento de Bob Dylan y de su actitud crítica y luchadora con el racismo, la guerra, la injusticia y la opresión de los pueblos, puede echar un vistazo a esta gira retratada por Martin Scorsese. Siempre habrá aspectos que la gente condene sobre Dylan: que recibiera el Nobel de Literatura, que se convirtiera al cristianismo en 1978, que sea áspero y poco amable en los conciertos, que diera giros inesperados a los géneros musicales… Todo ello revela su libertad, tanto creativa como espiritual, y eso es algo que no todos están dispuestos a perdonar.     

Ficha Técnica

Título original: Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese


País: Estados Unidos


Director: Martin Scorsese


Guión: ___


Música: Bob Dylan


Género: Documental / Música


Duración: 142 min.


Reparto: Bob Dylan, Patti Smith, Allen Ginsberg, Joan Baez, Roger McGuinn, Scarlet Rivera, Sam Shepard, Sharon Stone, Joni Mitchell, Rubin ‘Hurricane’ Carter, Ramblin’ Jack Elliott, Martin von Haselberg

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.