Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Estás buscando un regalo para tu hijo? He aquí 4 preguntas que pueden ayudarte

PREZENT DLA DZIECKA
Sviatlana Barchan | Shutterstock
Comparte

Al dar, no solo es importante el regalo, sino también la forma en que lo das. A los niños les gustan los regalos, pero desafortunadamente aprenden a recibirlos y esperar recibirlos sin una relación directa con la persona que se lo da. Por lo tanto, si es posible, entrega el regalo en persona y procura que las circunstancias de vuestro encuentro sean agradables.

Por la sonrisa en la cara de tu hijo, probablemente darías muchísimo. En este artículo no encontrarás ninguna lista de juguetes ni ideas, sino un par de preguntas que quiero hacerte que puedan ser un criterio útil para elegir unos regalos sorprendentes.

¿Es un regalo para el niño o para ti?

Probablemente conoces alguna historia de alguien que, de pequeño, soñaba con tener un tren de juguete y, tan pronto como surgió la oportunidad, se lo compró a su hijo. No hay nada malo en ello, incluso puede ser una buena motivación para jugar con alegría con tu pequeño.

Los niños no solo son un desafío y una prueba de nuestra responsabilidad, sino que también pueden ser una invitación a regresar al mundo de diversión del niño sin preocupaciones. Sin embargo, al elegir un regalo, piensa en cuánto le gustará a tu hijo y en cuánto cumple tus sueños no cumplidos.

¿Educación o diversión?

Hay muchas propuestas “educativas” para elegir: juguetes y juegos educativos, libros de tareas, series de pequeños químicos y muchas otras ideas que apoyan el desarrollo de tu hijo. Creo que, en esta elección, la mejor solución es combinar el aprendizaje con la diversión.

¿Piensa si te gustaría recibir un regalo en forma de un trabajo extra o un curso de calificación fuera de tus horas de trabajo? No necesariamente. ¿Pero si se combina con atracciones adicionales y relajación? Suena mejor. Del mismo modo, tu hijo, cansado de la escuela (porque concentrarse, escuchar y pensar requiere de un duro trabajo) es poco probable que se alegre de tener que hacer un esfuerzo adicional.

Sin embargo, si le ofreces aprender a través del juego, es diferente. La clave es que te guíes por los intereses de tu hijo y por el tiempo que puedas dedicar para jugar con él. Es triste, por ejemplo, recibir un juego en el que no haya nadie con quien jugar.

¿Actividades adicionales sólo para el niño o para participar juntos?

La compra de actividades adicionales, pases y entradas puede complacer a cualquier niño. Podemos decir que estas son sorpresas que combinan lo práctico con lo placentero. Sin embargo, piensa en cuánto esta idea sirve para el desarrollo de tu hijo y en cuánto puede ser una sobrecarga de las actividades diarias en su plan semanal de actividades.

A veces es mejor organizar una escapada juntos en bicicleta u otra actividad, que también incluirá tiempo para estar juntos y reforzar vuestras relaciones. Hace poco conocí a un niño de 9 años que se moría de ganas de que llegara el día planeado para ir con su padre a pescar. El niño invirtió su propio dinero de su paga semanal para prepararse mejor para ello.

Me conmovió el hecho de que el niño estaba contento con esas cosas y no solo con un nuevo dispositivo electrónico. Para un niño, es una alegría natural poder hacer algo con un padre, estar cerca de él, pasar tiempo juntos y vale la pena hacer uso de ello. Cuando un niño está abrumado con regalos, le resulta más difícil poner creatividad, simplicidad y alegría en los asuntos pequeños. Por lo tanto, cultiva tu atenta presencia paterna, que es un regalo que no tiene precio.

La naturaleza de los niños también incluye una gran cantidad de imaginación que puede evocar historias extraordinarias, por lo que algunos alientan: “¡Dale un palo a tu hijo!” ¿Arriesgado? Deja que su imaginación vuele y piense. ¿Encontraría tu hijo una idea para jugar con un simple palo? Y tú, ¿tienes alguna sugerencia para la jugar con un palo? Si te viene a la mente, es genial, y si no lo hace, la creatividad y la imaginación se pueden activar. Las actividades adicionales no le harán daño, pero mira si hay algunas que podríais hacer juntos y si realmente apoyan el desarrollo de tu hijo.

¿Regalar dinero a tu hijo?

¿Qué asocias tú al hecho de dar dinero como regalo? ¿Es un regalo sin esfuerzo, impersonal o una solución comprobada y sin riesgos? Probablemente, esto en gran parte dependerá de tus motivos, de cómo haces el regalo y de cuánto sabe tu hijo del uso del dinero. Se habla cada vez más de la educación financiera de los niños y jóvenes. Hay proyectos interesantes y clases en los que se desarrolla el espíritu empresarial.

Este es un amplio tema que abarca: el ahorro, el presupuesto de la vivienda, el dinero de la paga semanal, la elección entre lo que quiero y lo que necesito, etc. Por lo tanto, no hay una respuesta única. Si crees que tu hijo está listo para recibir dinero, has establecido las reglas para que administre sus ahorros o sabes que ahorra para comprar una cosa con la que sueña, está claro. Sin embargo, si no lo tienes claro y estás expuesto a más dilemas relacionados con en qué tu hijo gastará el dinero, es mejor que busques una idea de regalo diferente.

Sólo hice cuatro preguntas, pero probablemente tengas más, por ejemplo: ¿regalarle al niño una mascota? ¿Cómo evitar comprarle al niño todo lo que quiere? ¿Se puede evitar el riesgo de dar regalos? Recuerda que, en la entrega de regalos, no solo es importante el regalo en sí mismo, sino también la forma en que se hace. A los niños les gustan los regalos, pero desafortunadamente aprenden a recibir y esperar un regalo sin una relación directa con la persona que lo hace. Por lo tanto, si es posible, entrega el regalo en persona y cuida que las circunstancias de vuestro encuentro sean agradables.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.