¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

5 películas fundamentales es para recordar el desembarco de Normadía

SAVING PRIVATE RYAN
Paramount Pictures
Comparte

Aunque existen algunas producciones menos conocidas como El batallón del cielo (Le bataillon du cie, 1947) o 6 de junio: Día D (D-Day the Sixth of June, Henry Koster,1956) recordamos aquí los, como mínimo, cinco títulos fundamentales y de fácil acceso, para recordar, en toda su amplitud y casi desde todos sus puntos del vista, el célebre día D

  1. El desafío de las águilas (Where Eagles Dare, Brian G. Hutton, 1968)
WHERE EAGLES DARE
MGM

Se trata de un título menor y sin embargo está en casi todas las cronologías del día D y el cine. Tal vez porque es uno de los primeros papeles como protagonista de Clint Eastwood recién salido del éxito de El bueno, el feo y el malo. Además, aunque no sea ninguna obra maestra, es cierto que la película funciona, aunque solo sea como puro divertimento, a pesar de sus más de dos horas y media de duración.

El film está basado en una novela de Alistair MacLean (autor también de Los cañones de Navarone) que según cuentan, escribió el libro y el guion al mismo tiempo. Por otro lado, su historia está, por lo que dicen, lejanamente inspirada en un hecho real y no deja de tener su miga. Un alto oficial americano ha sido apresado por los nazis que se huelen que se masca algo gordo entre los aliados, el “día D” por ejemplo. Un reducido comando deberá llegar a las cumbres de los Alpes alemanes donde se ubica el castillo de Schloß Adler en donde tienen apresado al militar estadounidense y rescatarlo antes de que revelo los planes del desembarco. Muy entretenida pero no esperen nada más. Se parece un poco a una película de James Bond pero si Martinis y con menos mujeres.

2. El día más largo (The Longest Day, Ken Annakin, Andrew Marton y Bernhard Wicki, 1969).

THE LONGEST DAY
20th Century Fox

Es la película que siempre hay que citar. Tiene sus méritos, no se crean, aunque también sus defectos. Entre los primeros, se trata de un relato casi, minuto a minuto, de lo que ocurrió el día D, desde distintos puntos de vista, incluyendo una perspectiva alemana. Sus responsables estuvieron muy preocupados por ofrecer una visión real de lo que ocurrió y para ello contaron con numerosos asesores militares. En su reparto hay estrellas de primer nivel de la época como John Wayne, Robert Mitchum, Herny Fonda, Richard Burton o Sean Connery. Por el lado de las cosas “menos buenas”, que la película estuviera dirigida por tres realizadores termina provocando cierta desigualdad al conjunto. Además es una cinta del cine clásico “tardío”, en el que sus estrellas ya iban cuesta abajo. Por lo demás, es una película bélica sin demasiados matices donde únicamente se ensalza el valor de los héroes aliados. Pese a todo es un clásico fundamental. 180 minutos da para muchas cosas, incluso para unas inesperadas gotas de humor.

3. Uno rojo, división de choque (The Big Red One, Samuell Fuller, 1980)

THE BIG RED ONE
United Artists

Otro film de referencia obligada si uno quiere comprobar qué se ha dicho en el cine sobre el día D. Uno rojo, división de choque cuenta con varios elementos muy interesantes y que la diferencian del resto. De entrada, está escrita y dirigida por un clásico indiscutible del género, Samuel Fuller quien además fue soldado de infantería durante la II Guerra Mundial. En el reparto tenemos a un clásico del momento, Lee Marvin y como curiosidad, a un Mark Hamil que rodó está película casi al mismo tiempo que interpretaba a Luke Skywalker en El imperio contraataca. De toda la lista, Uno rojo división de choque, es con diferencia la cinta más descarnada, dura y antibelicista de todas. Es un film con reglas morales despedazas y con una furiosa crítica por ello. Obra maestra.

4. Salvar al soldado Ryan (Savin Private Ryan, Steven Spielberg, 1998)

SAVING PRIVATE RYAN
Paramount Pictures

El director de Tiburón logró dejar su nombre marcado a fuego en la historia del cine bélico con los primeros 25 minutos de esta película. Con permiso de Fuller, el desembarco que plasma Spielberg en pantalla es con diferencia el más realista y visceral de todos. Su empleo de la planificación, el montaje, los efectos sonoros, los efectos especiales y las interpretaciones de actores y extras confieren al conjunto la sensación misma de haber estado allí, en la playa de Omaha, hace 75 años. En su contra tenemos que el guion se sostiene a duras penas en sus 170 minutos con demasiados momentos edulcorantes rasgados por crudas escenas de guerra. La película empieza y termina con una bandera de Estados Unidos hondeando al viento, pero lo hace a contra luz, “sin colores”. Muchos han querido ver en este inicio y cierre, una película patriótica, pero “con matices”, sin demasiadas medallas.

5. Hermanos de sangre (Band of Brother, Stephen Ambrose (Creador), 2001)

BAND OF BROTHERS
HBO

Se trata de una consecuencia directa de la repercusión que tuvo Salvar al soldado Ryan. Su director, Steven Spielberg y su actor protagonista, Tom Hanks, unieron fuerzas para sacar adelante esta formidable miniserie de la HBO. La propuesta está basada en un libro de Stephen E. Ambrose y narra la historia de la Easy Company, un batallón estadounidense que luchó en Europa durante la II Guerra Mundial. La serie incluye entrevistas a supervivientes, cartas de soldados y recuerdos de los periodistas de la época. Es casi un legado histórico más que una serie de ficción en el que a pesar de la barbarie de la guerra, siguen habiendo héroes y villanos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.