Aleteia

Alemania: Un alto funcionario aconseja a los judíos que no lleven la kipá

MAN WEARING YARMULKE IN GERMANY
Adrian Jurczak/Shutterstock
Comparte

El aumento del antisemitismo hace que sea peligroso exhibir un símbolo religioso judío

Los hombres y niños judíos en Alemania deberían pensarlo dos veces antes de usar la kipá (gorro ritual judío) en público, dijo el sábado el principal funcionario de Alemania contra el antisemitismo.

Felix Klein, comisionado del gobierno federal para la vida judía en Alemania y la lucha contra el antisemitismo, dijo que no recomendaría a los judíos que usen kipás en algunas partes del país.

«Lamentablemente, mi opinión ha cambiado respecto a la que solía ser» sobre el tema, dijo Klein en una entrevista con el grupo del periódico Funke. «No puedo recomendar a los judíos que usen la kipá en todo momento en cualquier lugar de Alemania».

La Associated Press afirma que Klein no dio detalles sobre qué lugares y momentos podrían suponer un riesgo.

Klein achacó esta medida de prudencia al «aumento de la desinhibición social y la brutalidad», según el Times de Israel.

Las estadísticas gubernamentales publicadas a principios de este mes mostraron que la cantidad de incidentes antisemitas y contra extranjeros aumentó en Alemania el año pasado, a pesar de una caída general de los delitos por motivos políticos.

El año pasado, el principal líder judío de Alemania dijo que no aconsejaría a las personas que visitan grandes ciudades que llevaran la kipá, también llamada yarmulke.

Klein también dijo que se necesitaba una mejor capacitación de la policía para abordar el problema.

“Hay mucha inseguridad entre la policía y los funcionarios del gobierno para enfrentar el antisemitismo. Muchos funcionarios no saben qué se permite y qué no», dijo, en declaraciones recogidas por el Times of Israel. “Hay una definición clara de antisemitismo, y debe enseñarse en las escuelas de policía. Asimismo, debería formar parte de la educación de profesores y abogados”.

Según el New York Times, el 85% de los encuestados alemanes en una encuesta de judíos europeos de 2018 realizada por la Unión Europea caracterizó el antisemitismo como un problema «muy grande» o «bastante grande», y el 89% dijo que el problema ha empeorado en el último cinco años.

En general, los crímenes antisemitas informados en Alemania aumentaron en casi un 20% el año pasado, unos 1.799, mientras que los crímenes antisemitas violentos aumentaron en un 86%, a 69. Las estadísticas de la policía atribuyen el 89% de todos los delitos antisemitas a los extremistas de derecha, pero los líderes de la comunidad judía cuestionan esa estadística, y muchos judíos alemanes perciben que la naturaleza de la amenaza es mucho más variada. Un poco más de la mitad de los judíos de Alemania que respondieron a esta encuesta europea afirmaron haber experimentado directamente el acoso antisemita en los últimos cinco años, y de ellos, una gran parte, el 41%, percibió al autor del incidente más grave como «alguien con una visión extremista musulmana».

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.