Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Abandonado en el aeropuerto cuando era bebé, encuentra a su familia 33 años después

Comparte

A pesar de las innumerables dificultades, Steven nunca desistió de buscar a sus padres biológicos. Mira cómo lo logró

Steven no sabe el día exacto de su nacimiento ni el lugar, pero una fecha en particular marcó su historia. El día 10 de abril de 1986 fue encontrado en uno de los baños de mujeres de la terminal del aeropuerto de Gatwick, en Londres, Reino Unido.

En aquella época, la historia del abandono de un bebé con pocos días de vida repercutió en la prensa y conmovió al país, pero nunca aparecieron pistas sobre el paradero de sus padres. El bebé fue enviado a un orfanato y, a los tres años, fue adoptado por John y Sandra Hyde. Él entonces fue llamado Steven Gary Hyde y empezó a vivir en un hogar amoroso al lado de tres hermanas adoptivas más.

Cuando llegó a la mayoría de edad, Steven decidió que había llegado la hora de encontrar a sus padres biológicos a partir de una campaña en Internet. A lo largo de los últimos 15 años, su búsqueda fue tema de innumerables reportajes y documentales e, incluso, el tema central de “The Gatwick Baby: Abandoned at Birth” (El bebé de Gatwick: abandonado al nacer), un especial producido en 2010 por la BBC, principal emisora de la televisión británica.

A pesar de toda esa divulgación, no se encontró ninguna nueva evidencia sobre sus familiares. Mientras buscaba a su verdadera familia, Steven se casó y tuvo dos niños. Pero nunca dejó de postear en sus redes sociales usando fotos del día en que fue encontrado y reproducciones de reportajes de diarios de la época pidiendo a las personas que las compartieran. En uno él hizo el siguiente apelo:

“Yo tenia 10 días cuando fui encontrado y creo que alguien puede reconocerme. Es difícil no saber de dónde vengo, a quién me parezco, me falta esa pieza de mi vida que necesito saber. Tengo una familia maravillosa y siempre la tendré, pero está ese pedazo que me falta del que no sé nada”.

El día 11 de mayo de 2019, sin embargo, su búsqueda finalmente llegó a su fin. En un mensaje compartido en la misma fecha él escribió que, con ayuda de genealogistas profesionales, finalmente había encontrado a su familia biológica. El post decía que su madre había fallecido y también que el padre y los hermanos nunca supieron de su existencia.

A pesar del hecho triste relacionado con su madre, el mensaje de Steven tenía un tono de agradecimiento. En el texto, él también dijo creer que los avances científicos alcanzados con las pruebas de ADN cohibirán nuevos casos de bebés abandonados.

“Como pueden imaginar, este es un asunto muy delicado para todos los involucrados y muy nuevo para todos, pero yo quería aprovechar la oportunidad y agradecer a todos por el constante apoyo a lo largo de los años. El trabajo que los genealogistas hacen es increíble. Hace años ellos trabajan mucho y es gracias a ellos que se están resolviendo casos como el mío. Otras personas están examinando su ADN todos los días y espero que mi historia pueda ayudar a aumentar la concienciación e impedir que otros bebés sean abandonados. Gracias a todos aquellos que estuvieron involucrados y ayudaron en mi búsqueda”, escribió el muchacho.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.