¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Festival de Cannes: el itinerario de un mártir cristiano conmueve a la Croisette

Comparte

Tras la inauguración del 72.º Festival de Cannes, la última película de Terrence Malick, “A Hidden Life”, ha causado sensación desde su proyección el pasado 19 de mayo. El filme cuenta la historia de un objetor de conciencia austriaco durante la Segunda Guerra Mundial

El nuevo largometraje de Terrence Malick suscitó reacciones de entusiasmo el pasado domingo 19 de mayo en el Festival de Cannes. Proyectada en el Grand Théâtre Lumière, A Hidden Life (Una vida oculta) ha desencadenado una oleada de aplausos en un público que, de pie desde su asiento, manifestó su entusiasmo y aclamó la que algunos ya consideran una obra de arte. Muy discreto y poco dado a las manifestaciones públicas, el director no pudo ocultar su complacencia y se levantó de su butaca para dar las gracias a su público, el mismo Malick que por humildad se negó en 2011 a subir al escenario a recoger la Palma de Oro por The Tree of Life.

Sin embargo, el tema de la película no es precisamente el más de moda. A Hidden Life cuenta la historia del beato Franz Jägerstätter, campesino austriaco católico y figura de la resistencia contra el nazismo. Se opuso al Anshcluss en el momento de la subida de Hitler al poder en 1938, a sabiendas de que se arriesgaba a terminar en prisión e incluso muerto. Y así, tras ser decapitado en agosto de 1943 a la edad de 36 años, este hombre de fe inquebrantable fue beatificado por Benedicto XVI el 26 de octubre de 2007.

Los espectadores han subrayado la estética impecable del largometraje, así como el cuidado puesto en la escenografía. Con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo, la película de casi tres horas pinta admirablemente el sentido del sacrificio y el heroísmo de un hombre que logró ceñirse a sus convicciones a pesar de los obstáculos. Es manifiesto que los valores humanos que transmite la película han conmovido los corazones de los espectadores más allá de las ideas de cada uno. ¿Le valdrá A Hidden Life una segunda Palma de Oro al director estadounidense?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.