Aleteia

¡Abrió los ojos!: El caso del bebé arrancado del vientre de su madre asesinada

BABY
Facebook Cecilia Garcia
Comparte

Un suceso que generó conmoción en Chicago (EEUU) y que tiene ahora como protagonista a un bebé que necesita de un milagro para sobrevivir

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Mientras persiste la conmoción por el cruel asesinato de Marlen Ochoa-Uriostegui -una joven latina de 19 años estrangulada en Chicago (EEUU) y con dos mujeres (madre e hija) acusadas de su asesinato y de arrancarle el bebé que llevaba en su vientre-, ahora lo que acontece con el pequeño sigue generando sorpresa.

Luego de trascender la presunta intención de Clarisa Figueroa, de 46 años, que actuó con la complicidad de su hija de 24, Desiree Figueroa, para quedare con el hijo de Marlen y criarlo, estas mujeres enfrentan cargos por homicidio en primer grado (habrían estrangulado a la joven embarazada de nueve meses en un sótano).

Esto aconteció tras desatarse una “compleja madeja” que derivó en un llamado al servicio de emergencia simulando pedir asistencia por un bebé recién nacido que estaba “pálido y azul” (esto hizo que se pudiera constar luego a través de un estudio de ADN que efectivamente se trataba del hijo de Marlen) .

Fue así como el pequeño de nombre Yadiel –que fue arrancado del vientre de su madre asesinada – llegó al Advocate Christ Medical Center de Chicago en estado crítico y con daños cerebrales.

Sin embargo, lo que en los últimos días todo parecía oscuridad y tragedia ha tenido recientemente un episodio esperanzador en el lugar donde permanece el pequeño, pues todos quedaron sorprendidos al ver que el niño abrió los ojos mientras se encontraba en los brazos de su padre –y esposo de la joven asesinada-, Yiovanni López.

Las imágenes, que por estas horas generan impacto, fueron difundidas a través de las redes por Cecilia García, mencionada como activista de derechos humanos, según diversos medios de prensa.

“Gracias por sus oraciones. Él abrió sus ojos para nosotros. Estamos orando por un milagro», expresó en redes.

 

Sin dudas la imagen parece alentadora y representa un verdadero alivio en medio de tanto dolor. Pero el niño continúa en estado crítico y necesita de oraciones, pues el hecho de que pueda sobrevivir podría ser interpretado como un verdadero milagro.

De momento, solo resta que el caso de esta madre, que fue asesinada con su hijo aún en su vientre, llegue hasta las últimas consecuencias y haya justicia (tal cual se reclamó en una vigilia en una iglesia local luego de conocerse el asesinato que empezó a descubrirse tras la llamada al centro de asistencia y la llegada de la Policía al lugar donde se halló el cuerpo de Marlen ).

En tanto, todo parece encaminado para que se esclarezca gracias a la detención de sus presuntas asesinas (todavía se siguen investigando los detalles del motivo, aunque hay pistas que señalan que una de las asesinas habría perdido un hijo en 2017, algo que la llevó a diseñar un operativo de engaño a través de redes para lograr el objetivo de dar con la embarazada), pero también hace falta que la familia de esta mujer, que estaba casada con el padre del pequeño Yadiel y madre también de otro niño, halle paz y consuelo.  Recemos por el pequeño Yadiel y su familia.

Yadiel abre los ojos: 

 

 

Con información en base a Univisión, EFE, agencias

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.