Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Primero fue una bodega, luego un oratorio de los primeros cristianos en Roma

SAN MARTINO AI MONTI
Comparte

Basílica de San Silvestre y San Martín de Tours: Visítalo on line con Aleteia

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

A pocos pasos de la basílica de Santa María Mayor y la basílica de Santa Práxedes se encuentra esta importante basílica dedicada a san Silvestre y a san Martín de Tours.

Data del siglo III, construida en lo que al principio fuera una bodega donada a san Silvestre. En principio fue un oratorio dedicado a la “Virgen Maria Gaudiam Cristianorum” y a los mártires anónimos. Tenía la denominación de “Titulus Equitii” o Titulo Equizio (un título era na iglesia titular y llevaba el nombre de la familia que hizo la donación los Equizio).

A fines del siglo IV, fue dedicada primero a san Martín de Tours con motivo de la nueva construcción de la basílica propiamente dicha por el papa Símaco, quien elevó tanto el nivel de la tierra, que la oratoria primitiva quedó bajo tierra. Luego con nuevas restauraciones a cargo de papa Adrián I fue dedicada también a san Silvestre, siendo esta una de las más antiguas basílicas en Roma. Desde 1229 la basílica ha sido encomendada a la Virgen del Carmen, “sus hijos” los carmelitanos tienen su monasterio al lado de la iglesia.

Sucesivamente fue adornada a través de los años con importantes obras, escultóricas, artísticas y arquitectónicas. Por lo tanto al visitarla uno puede apreciar distintas obras que fueron creadas a través de más de mil años de historia, pasando por sus tres niveles empezando desde abajo con el oratorio, la cripta y la basílica.

Bajo el altar de la basílica se encuentra una primera escalera que lleva a la cripta y a mano izquierda otra escalera muy antigua que lleva al oratorio.

Lamentablemente las obras pictóricas en las paredes del oratorio se perdieron algunas casi en su totalidad, como un mosaico que mandó a realizar papa Símaco en honor a san Silvestre, donde en  la imagen se podía ver al papa a los pies del santo. En una reproducción tratando de salvar lo poco que quedaba de la obra, erradamente se interpretó a la Virgen María y a sus pies san Silvestre.

También poco queda de ellos los frescos de Cristo entre los santos Pedro, Pablo, Proceso y Martiniano; la Virgen y algunas santas; el Cordero junto a Juan Bautista, Juan el evangelista y otros.

En la cripta debajo del altar se encuentran las reliquias de los santos Artemio, Paolina y Sisinnio, transferidas aquí desde las catacumbas de Priscilla.

En las paredes del pasillo izquierdo en la basílica se representan los interiores de la basílica de San Juan en Letrán y de la basílica de San Pedro del siglo XVI, tal como eran en el momento en que fueron representados.

Al final del pasillo se encuentra una importante imagen de la Virgen del Carmen. A sus pies rezaron san Benito José Labre, los papas: Inocencio X, Pio VII y san Juan Pablo II.

Como curiosidad, en el lugar se tuvieron las reuniones preliminares al Primer Concilio de Nicea.

https://www.youtube.com/watch?v=tneQUQGtdp8&feature=youtu.be

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.