Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Judith Mascó, top model y madre de 4 hijas

JUDIT MASCO
Instagram-Judit Masco
Comparte

Inteligente, guapa, elegante, amable… Judith Mascó lo ha sido todo en el mundo de la moda, pero sigue pensando que lo mejor que le ha ocurrido en la vida ha sido la maternidad. Y su rostro alegre lo confirma

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Judith Mascó tuvo el mundo de la moda a sus pies. Esta rubia natural de ojos verdes, de origen catalán, saltó a la fama en 1990 con una portada de Sports Illustrated. En 1992 se convertía en imagen de la ciudad de Barcelona para los Juegos Olímpicos.

En las pasarelas ha desfilado nada menos que para Armani, Dolce & Gabanna, Valentino, Max Mara, Carolina Herrera, Escada, Sportmax, Loewe, Armand Basi… Sus medidas rozaban la perfección, pero no solo se trataba de eso: es la elegancia con que paseó cada outfit.

Además, las empresas de cosmética también la aman, de ahí que haya protagonizado campañas para Natura Bissé, Clarins o Lancaster. Concretamente, para Natura Bissé firmó un contrato de imagen exclusiva cumplidos los 35 años.

En pleno éxito profesional, Judith dio el bombazo en el verano de 1993 al anunciar que se casaba con un joven abogado llamado Eduardo Vicente, su novio. Contrajeron matrimonio por la Iglesia Católica en la intimidad familiar en la ermita de Sant Lluís de Ristol, a unos kilómetros de Barcelona. Ella tenía 23 años y la revista ¡Hola! publicaba aquel evento desde su portada.

Desde entonces, la top model compatibilizó su trabajo con su dedicación a la familia y la casa fue recibiendo alegrías: tres hijas llamadas María, Clara y Paula, a las que se sumó una bebé adoptada en Haití que se llama Romita. De manera que ahora son 5 mujeres y papá.

En 1995 anunció que abandonaba las pasarelas internacionales para llevar un ritmo de vida más adecuado a lo que su familia necesitaba. Siguió desfilando en Barcelona y Madrid, y recibía contratos publicitarios más compatibles.

Lo más importante, ser madre

Judith siempre ha declarado que para ella lo más importante de su vida, a pesar de haber estado en lo más alto de la fama, ha sido ser madre. Y la belleza de sentirse tan feliz hace que continúe siendo un referente para muchas mujeres en todo el mundo.

Además, siempre saca tiempo para ayudar a otras personas menos favorecidas. Ha colaborado con numerosas ONG, está vinculada a Intermón Oxfam y es miembro del patronato de la Fundación Ared, que ayuda a la reinserción social de mujeres que han estado en la cárcel.

En cuanto al matrimonio, el año pasado publicó en su Instagram una foto familiar en la que aparecía con su marido y celebraban sus 25 años de casados. Este era su mensaje: “BonDia !!! Hoy 25 años de casados💖 Después de un fin de semana de paz y tranquilidad, hemos valorado estos años juntos y hemos aprobado con nota😜! Seguiremos caminando juntos👣👣con complicidad y buena energía positiva.”

Este fin de semana, el suplemento de “La Vanguardia”, Fashion & Arts, que dirige la periodista Joana Bonet, le dedicaba una fotografía preciosa de Eva Blanch en la que posa con sus 4 hijas. Va a cumplir los 50 años el próximo 12 de octubre y transmite plenitud.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.