Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Te domina el ego al practicar deporte?

Shutterstock

Dolors Massot - publicado el 12/05/19

El entrenamiento y la competición nos hace crecer. Sin embargo, no podemos permitir que ahoguen otras facetas de nuestra vida

El deporte ocupa cada vez un tiempo más grande de nuestro día. No solo por la necesidad de entrenar sino porque, sobre todo en las ciudades, se ha convertido en un núcleo de encuentro social.

Encontramos y hacemos amigos practicando el deporte que más nos gusta. Y a nivel mundial se organizan convocatorias que nos emplazan a viajar para acudir a determinadas competiciones.

Ya no son solo la maratón de Boston o Nueva York, sino decenas de actividades cada fin de semana en los más diversos puntos del planeta.


SPORT

Te puede interesar:
Frases célebres sobre el deporte que te harán pensar

Una de las líneas que más crecimiento está experimentando es la de los deportes de riesgo y la de los que exigen un gran esfuerzo: el triatlón, el trail (caminar a la máxima velocidad por la montaña), modalidades de surf unidas a motor…

Y de todo ello aparecen un montón de noticias acerca de deportistas que consiguen logros personales que nos dejan con la boca abierta.

En equipos ocurre otro tanto y cada vez la competencia es más dura, sobre todo en los niveles profesionales.

El resultado es que el deporte ya no se emplea para descansar sino para obtener victorias, superar retos o incluso ganar apuestas.

Visto así, el espíritu deportivo queda herido. ¿Sería bueno retormar los orígenes? ¿Volver a los partidos de futbito con los amigos sin más pretensiones que encontrarnos y pasar la tarde juntos? ¿O hacer unas rondas de canastas en la cesta de la calle vecina y así charlar con la pandilla? Sería algo así como asumir una «slow life», un regreso a la vida calmada.

SPORTS
Shutterstock

El deporte se ha complicado hasta tal punto que para practicar algunos de ellos es preferible hacer una prueba de esfuerzo, no vaya a ser que nos dé un infarto. ¿Era necesario llegar a esto?

Además, psicólogos y psiquiatras están detectando que la práctica desordenada del deporte no sirve para paliar la soledad o el estrés de muchos, porque no se hace en las condiciones debidas. En vez de repararnos, nos sentimos más aislados (aún entre una multitud) y más derrotados.


RUNNING

Te puede interesar:
¿Te has enamorado de hacer ‘running’?

Ponte retos a tu medida

Ponerse retos es muy positivo siempre y cuando no suponga una sobrecarga de ansiedad y estrés añadida a la que solemos llevar a causa del trabajo. Además, esos retos han de servirnos como motivación pero nunca han de obcecarnos.

  1. ¿Abandonas las obligaciones de tu familia por entrenar más tiempo?
  2. ¿Haces que tus hijos te vean poco en casa porque prefieres pasar largos ratos de entrenamiento?
  3. ¿Obligas a tu familia a cambiar planes de ocio y de fin de semana para salirte con la tuya y acudir a los eventos deportivos que te interesan?
  4. ¿Condicionas la economía familiar a los objetivos que te has marcado en tu nueva afición?

Puede que la familia esté feliz y contenta con esos planes tuyos, pero antes de hacerlos asegúrate de que no solo te mueve el egoísmo.

Saber perder

¿Cómo puedes comprobar que no hay egoísmo? Cuando sabes perder.

Saber perder significa:

  • que encajas un cambio de planes porque hay un acto familiar importante.
  • que no te hundes cuando tienes una lesión.
  • cuando tu marca no es la que tú te habías propuesto, pero no pierdes la sonrisa.
  • cuando tu equipo sufre una derrota y no estás una semana con cara de perro.
  • cuando enseñas a tus hijos que perder es normal y forma parte de la vida deportiva.
  • cuando al perder aprovechas para enseñar a tus hijos a hacer examen de por qué ha sucedido eso.

En todos esos casos, saber perder es a la vez saber ganar, porque uno aprende a estar pendiente de los demás y a colocar las aficiones en el lugar que les corresponde. Tener una jerarquía de valores no implica quedarse sin deporte, sino sencillamente saber qué cosas van por delante y qué cosas por detrás en tu vida y en la de tu familia.

Tags:
deportemetas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.