Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La cruzada de amor de un abuelo chileno para rescatar a sus 7 nietos en Siria

PATRICIO GALVEZ
save-my-grandchildren.webnode.se
Comparte

Los niños permanecían como huérfanos en un campamento para refugiados luego de que sus padres, quienes se habían unido al Estado Islámico, fallecieran

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Las portadas del mundo llevan la noticia y la fotografía del chileno Patricio González junto a sus siete nietos, huérfanos, que se encontraban en un campamento de refugiados en Siria desde el inicio de este año. González, músico y quien partió a Suecia en 1988 con 19 años, inició una campaña internacional para recuperar a sus nietos y volver al país nórdico prontamente.

El chileno relata que su hija Amanda se convirtió al Islam a los 17 años, antes de conocer a su esposo Mikael Skråmo, noruego de origen y que se unió al Estado Islámico en 2014. Amanda, Mikael y sus cuatro hijos partieron a Irak cuatro años más tarde, donde nacieron los otros tres menores.

Al momento de conocer la situación de sus nietos, donde el mayor había visto morir a sus dos padres, inició una campaña pública para “rescatar a sus nietos”. Llegó en abril a Irak donde contactó a los gobiernos de Chile y Suecia para que lo ayudarán en esta “misión de rescate”; un rol fundamental fueron los medios de comunicación que visibilizaron esta dura situación, que también afecta a 2.500 menores del campamento según datos de la ONU.

“Solicité ayuda a la Cruz Roja, el gobierno sueco fue evasivo con mi situación hasta medios de abril. Sin embargo, ya afines de abril Chile y Suecia se comprometieron en apoyarme”, relata González.

 

 

Sin embargo, González y los niños deberán enfrentar una difícil situación que se vive en el país nórdico. “Estos niños llevan un sello, temen que sean violentos, he leído a gente que dice que si mis nietos llegaran a la escuela de sus hijos, ellos cambiarían a los suyos. Pero eso es falta de conocimiento”, planteó a los medios.

Los nietos de González crecieron en medio de un conflicto que dejó a millones de desplazados y miles de muertos, en medio del caos y los choques entre el Estado Islámico, las fuerzas de Bashar al Assad en Siria y los bombardeos aliados dirigidos por Estados Unidos.

Si vemos lo que González ha hecho por el rescate de sus nietos, no es otra cosa que una cruzada de amor. Una campaña que inició solo porque su corazón de abuelo y de padre, generoso hasta el infinito, lo llevó hasta lograr el compromiso de gobiernos y organismos internacionales por salvar a sus siete nietos de la guerra y del hambre. Ojalá estos niños puedan recuperarse y crecer con su abuelo y familia (para ello se trabajaba por estas horas para un regreso a Chile).

A continuación tres galerías sobre Siria que te pueden interesar (hacer click): 

En Siria llueven milagros:

 

El Papa conmovido con fotos de niños prófugos de Siria e Irak:

Perseguidos en Siria

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.