Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Chile tras aceptación de renuncia de Ezzati: ¿Y ahora qué?

EZZATI
Comparte

Monseñor Aós, el nuevo administrador apostólico, es llamado a unir el clero de Santiago y a poner en marcha la arquidiócesis

Si hay una palabra que grafica el ambiente entre sacerdotes, diáconos y muchísimos laicos al conocer que se aceptaba la renuncia del Cardenal Ezzati como arzobispo de Santiago fue descompresión, ya no se sentía la tensión en el ambiente que durante casi un año se respiraba entre las comunidades y los consagrados.

 

 

 “El nombramiento de Celestino Aós, como administrador apostólico, me produjo mucha esperanza y consuelo. Su primer mensaje a todos nostros y su imagen me hizo tal conjunción de estar escuchando a un hombre bueno. Un hombre que reconoce lo que estamos viviendo, y eso me produjo paz. Su llegada como Administrador apostólico nos va a permitir caminar, sanar y así poder construir algo bueno y humilde”, así se refirió Jorge Muñoz SJ rector del Santuario Padre Hurtado y Vicario de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Santiago.

El administrador apostólico, Monseñor Aós, tendrá el desafío de unir al clero de Santiago, dividido en cuanto cómo se habían llevado las investigaciones de abuso hasta antes de la visita del Papa a Chile. También deberá establecer acercamiento con las víctimas, que hasta la fecha no creían en las palabras de perdón del Cardenal será también fundamental, el que sea psicólogo sin duda ayudará al Obispo Aós en esta difícil tarea. Por último, poner en marcha la iglesia de Santiago después de meses de inactividad o mejor dicho un tanto perdida por no tener un pastor.

 

 

Juan Carlos Cruz, denunciante del caso Karadima y quien estuvo en la cumbre Contra los Abusos en febrero en el Vaticano, escribió en su cuenta de twitter “A Monseñor Aós le deseo lo mejor en su gestión administrando el desastre que es Santiago. Que una al clero y colaboradores con la Justicia. Cualquier cosa mejor que Ezzati y su banda que ojalá responda ante la justicia chilena antes de escapar del país”.

 

 

El obispo Aós envió un mensaje a los santiaguinos, en una parte expresa: “Quiero saludar y ¡cómo me gustaría dar un abrazo a cada persona! a las hermanas y hermanos que sufren: enfermos y accidentados, ancianos y marginados, cesantes e inmigrantes, privados de libertad y, muy especialmente, a las víctimas de la violencia y a las víctimas heridas por los abusos de parte de los clérigos de la Iglesia“, manifestó en la carta, algo que de alguna manera ya marca lo que podría ser su administración.

 

 

Lo que se reconoció ampliamente y que gustó por su franqueza fue el último párrafo del mensaje: “Hermanas y hermanos: no esperemos un mundo ideal, una comunidad ideal, un discípulo ideal o un obispo ideal para comenzar, desde ya, a vivir cristianamente y a evangelizar. Ayudémonos unos a otros y, bajo el amparo de la Virgen María, procuremos nosotros hacer el bien siempre y a todos”.

Estas palabras muestran su mirada de avanzar sinodalmente en esta arquidiócesis que necesita hacerlo de manera urgente.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.