¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Esta flor muestra los clavos de Cristo

MARACUYA
Comparte

Es la expresión que un personaje histórico pronunció al ver la forma de la planta.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Se llama Flor de la Pasión, Passiflora o Pasionaria, y es una de las flores más sorprendentes que podemos encontrar en un jardín en primavera. También la denominan maracuyá.

El botánico y naturalista Carlos Linneo (del siglo XVIII) la denominó Passiflora porque se hizo eco del nombre con que la habían bautizado los misioneros afincados en la América Tropical, ya que veían en ella los instrumentos de la Pasión de Cristo: los tres clavos, las espinas… Y todo en una unión de colores extraordinariamente bella y llamativa.

La planta tiene propiedades relacionadas con el sistema nervioso y muscular. Su esencia puede emplearse como relajante muscular y como ansiolítico.

PASSIFLORA
Diana Taliun I Shutterstock

El misionero Simone Parlasca, en 1609, tuvo una impresión muy especial al ver la flor. Dijo: «Las lágrimas vertidas por María Magdalena a la muerte de Cristo al caer en la tierra fueron las semillas de la pasionaria».

Este comentario llegó al papa Pablo V, Camilo Borghese, que había sido elegido en 1605. El Sumo Pontífice vio que aquella misma flor era la que aparecía en un cuadro de la Virgen pintado por Van Cleve en 1535, y entonces le pareció que tenía suficientes motivos como para considerarla “la flor de la cristiandad”.

Romeo y Julieta, en versión guaraní

Los indígenas llamaban a esta flor Mburucuyá (de ahí lo de maracuyá) y en torno a ella contaban una preciosa leyenda amorosa. Según esta, una joven española se enamoró de un muchacho guaraní. Ella, hija de un militar, chocó con la oposición de su padre hasta que finalmente decidió suicidarse con una flecha de plumas clavada en el corazón. Las plumas formaron una suerte de flor sobre el cadáver de la joven, y de ahí surgió una planta de belleza extraordinaria.

Bildagentur Zoonar GmbH-Shutterstock

Una infusión medicinal

Si deseas tomar una infusión de passiflora para regular los nervios o inducir al sueño, no tienes más que llevar a ebullición medio litro de agua y mezclar 5 cucharadas de pétalos secos. Espera un minuto y listos.

15 flores y su simbología en la fe cristiana:

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.