Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Este obispo solo quería visitar a niños enfermos, pero Maduro no lo dejó

TULIO RAMIREZ
@CEVmedios
Comparte

Monseñor Tulio Ramírez y Médicos Unidos de Venezuela querían “visitar a los niños enfermos” del hospital JM de los Ríos, pero las “autoridades sanitarias” de Nicolás Maduro no los dejaron ingresar

Una de las historias ocurridas durante la oscuridad eléctrica e informativa que se apoderó de Venezuela desde el pasado 7 de marzo, ha sido el impedimento al obispo auxiliar de Caracas, monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, quien el domingo 10 de marzo, junto a integrantes de la organización Médicos Unidos de Venezuela, quiso realizar como en los tres años anteriores para esta fecha, una obra de misericordia: “visitar a los enfermos y necesitados” en el hospital JM de los Ríos de esta ciudad.

Aprovecharon que era Día del Médico y “conmemoraban” la misa de las “Batas Blancas” en la iglesia “Nuestra Señora de la Candelaria”, donde están los restos del venerable doctor José Gregorio Hernández.

“Estamos en el tiempo de Cuaresma y una de las obras de misericordia corporal es visitar a los enfermos y llevarles insumos necesarios”, expresó monseñor Tulio Ramírez en conversación para Aleteia.

“Nuestra intención era cumplir debidamente esta obra de misericordia: visitar a los niños y enfermos necesitados”, acotó. “Desde hace unos años, no muchos, en diciembre, recorrí todo el hospital llevando juguetes a los niños hospitalizados. Ahora bien, desconozco la razón por la cual no me dejaron entrar al hospital”, aseguró.

 

TULIO RAMIREZ
@CEVmedios

 

Habló con los colectivos armados

Quienes se asomaron del otro lado de las rejas del hospital, manifestaron a los galenos y demás acompañantes del obispo auxiliar de Caracas, que no tenían autorización de la máxima representante de salud para dejarlos entrar y debían solicitarla. “Estuvimos bastante tiempo esperando la respuesta pero nunca llegó”, apuntó Tulio Ramírez.

Durante el incidente, el obispo auxiliar conversó con miembros de los grupos armados que se hicieron presentes en el hospital, a los que les habló de la esperanza cristiana.

“Aproveché su presencia para decirles que ninguno de los que deseábamos entrar en el hospital éramos parte del problema sino de la solución”, les explicó.

“La intención era visitar a los niños y bendecirlos con el agua bendita que llevábamos”, les recordó a los simpatizantes de Nicolás Maduro, responsables de “custodiar” este centro médico de referencia nacional.

“Les dije que íbamos a orar junto a las madres de los niños la oración del Venerable Doctor José Gregorio Hernández; dar una catequesis sobre la esperanza cristiana; y pedirle al médico de los pobres por la salud de los niños que ante por falta de electricidad estaban a la buena de Dios”, explicó a Aleteia.

 

TULIO RAMIREZ
@CEVmedios

 

La misa de las “Batas Blancas”

En pleno desarrollo del apagón eléctrico, circularon denuncias indicando que en el “JM de los Ríos” la planta eléctrica había dejado de funcionar. Uno de los denunciantes fue el diputado y médico José Manuel Olivares. Igualmente, la noche del 9 de marzo, la
organización no gubernamental Prepara Familia, también denunció que “el riesgo aumenta a nivel exponencial para los niños hospitalizados y con patologías crónicas”.

Hasta tres plantas eléctricas llevaron al principal hospital infantil de Venezuela y ninguna funcionó, generando una gran preocupación que se vivió el domingo 10 de marzo en la misa de las “Batas Blancas”, en la iglesia de la Candelaria. Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, quien también es vice postulador de la causa de beatificación del Venerable Doctor José Gregorio Hernández, en este contexto recordó los valores del médico venezolano que va en camino a los altares.

“Es un venezolano ejemplar, honesto, profesional insigne, investigador, profesor universitario, un médico lleno de inmensa caridad, un extraordinario ejemplo profesional para ustedes que ejercen esta loable labor”, recordaba en la misa.

“Como cristianos sigan este extraordinario modelo, sobre todo en esta coyuntura que está viviendo nuestra amada Venezuela”, destaca una nota del Episcopado Venezolano. “Que este año que celebramos 100 años de su tránsito al cielo, realice el gran milagro para nuestro patria e interceda por la solución de esta gran crisis humanitaria que vive Venezuela, no sólo por la carente necesidad de dotación en los hospitales, hay muchos pacientes que siguen muriendo porque no hay insumos, no se encuentran los medicamentos, sino también esta crisis eléctrica producto del descuido del debido mantenimiento necesario”, añadió el obispo auxiliar de Caracas.

 

TULIO RAMIREZ
@CEVmedios

Una oración desde la calle

Al finalizar la eucaristía, se realizó una oración frente a la tumba de José Gregorio que está en la Iglesia de La Candelaria, para pedir por la pronta beatificación.

Posteriormente, los médicos y Tulio Ramírez, se dirigieron al hospital, “con la intención de acompañar a los pacientes, orar por sus necesidades y brindar una mano solidaria en medio de esta crisis”, confirmó una nota de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Sin embargo, el ingreso al hospital fue impedido por las “autoridades” que lo custodian. A pesar de esto, el Obispo y sus acompañantes, desde la puerta del centro hospitalario elevaron una oraron por quienes están allí recluidos y pidiendo por su salud.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.