Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Ya se puede pedir una bendición papal on line

© ALBERTO PIZZOLI / AFP
AFP / ALBERTO PIZZOLI
Comparte

¿Alguna vez has querido pedir una bendición del Papa Francisco en pergamino para ti o para un ser querido? ¡Buena noticia! Ahora puedes hacerlo desde tu celular

Se puede pedir una bendición papal en varias ocasiones. Están los sacramentos, como el bautismo, la primera comunión, la confirmación, el matrimonio, la ordenación sacerdotal o la profesión religiosa, pero también los aniversarios de estos sacramentos. Para solicitarla, hasta ahora era necesario acudir físicamente a la Limosnería apostólica, cuyas oficinas están ubicadas dentro de los muros de la Ciudad del Vaticano, o enviarles una carta (o un fax).

Pero eso era antes: la Limosnería apostólica acaba de lanzar un nuevo sitio web en el que ahora podemos formular la solicitud directamente. Todos los pasos necesarias para este nuevo procedimiento se encuentran en el sitio con instrucciones precisas sobre la elección de la ocasión, del modelo de pergamino, los datos personales que se insertarán para la redacción del documento o su modo de envío … Los costos de pergamino varían de 16 a 24 euros según el modelo elegido, más las tarifas de envío. El tiempo de recepción del pedido es de 15 a 20 días.

 

Aumônerie apostolique du Vatican
Diferentes modelos de pergaminos para la Bendición Apostólica del Papa.

Un servicio que se remonta a los primeros siglos de la Iglesia

La Limosnería apostólica es el servicio de la Santa Sede que, en nombre del Sumo Pontífice, tiene la misión de ejercer la caridad hacia los pobres. Esta actividad, que se remonta a los primeros siglos de la Iglesia, estaba directamente dentro de la competencia de los diáconos. El cargo de este último fue luego ejercido por uno o más parientes de los papas.

El primer papa que organizó la limosnería apostólica fue el beato Gregorio X (1271-1276), definiendo las atribuciones del Limosnero. En una bula de 1409, Alejandro V promulgó normas relativas al funcionamiento de la Limosnería, cuya actividad siempre se ejercía gracias a la solicitud de los pontífices romanos.

Para ayudar a recaudar fondos para el trabajo caritativo confiado a la Limosnería, el Papa León XIII delegó al Limosnero la facultad de otorgar la Bendición Apostólica por medio de pergaminos. Estos, para ser auténticos, deben llevar la firma y el sello de la Limosnería. Las tarifas indicadas para la bendición papal corresponden solo al documento mismo, a los gastos ocasionados por su preparación y expedición, así como a una contribución para la caridad del Papa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.