¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿El diablo es una fantasía? Responde el papa Francisco 

ra2studio
Comparte

El Pontífice instruye a un grupo de niños y jóvenes sobre cómo defenderse de los ataques del "jefe de la maldad"

El papa Francisco predicó a un grupo de niños y jóvenes sobre las estrategias que utiliza el “jefe de la maldad” para ofrecer una felicidad pasajera como “caramelos” que gustan, pero que al final, uno tras otro, producen una indigestión espiritual.

Durante la visita a la parroquia romana de San Crispín el 2 de marzo de 2019, el Papa advirtió que el diablo no es un personaje místico, la representación del mal, sino un ser astuto, “más inteligente que los teólogos”, incluso en apariencia educado y amable.

El Pontífice ánimo a seguir en la lucha espiritual toda la vida, en el discernimiento para reconocer entre la voluntad de Dios y las artimañas del ‘príncipe del mundo’ que -dijo- sabe encantar, engañar y manipular. 

¿El diablo es una fantasía?  “Existe, sí, es verdad, y es nuestro mayor enemigo. Es él quien trata de que resbalemos en la vida. Es el que pone malos deseos en nuestros corazones, malos pensamientos y nos lleva a hacer cosas malas, las muchas cosas malas que hay en la vida, para terminar en guerras”. 

¿Qué hará si le digo: “Ven, que quiero ser tu amigo”, ¿Qué nos hará?”. Daño. Nos llevará por el camino del mal, también a nosotros para hacer el mal.

Retomo la primera pregunta: ¿Cómo podemos comportarnos para defendernos de estos bastonazos que nos da el diablo, que es el amo del mundo? ¿Cómo podemos? En primer lugar, con la oración”, dijo. 

Asimismo, sostuvo que Jesús es quien nos defiende del diablo. “Jesús es el Señor, manda. ¿Y qué hacía Jesús, cuando estaba en la tierra, con el diablo? “Vete,” le decía. Y el otro, que es un cobarde, se iba. Lo ahuyentaba”.

¿Tiene Jesús poder sobre el diablo?, preguntó.  “Sí, tiene poder. Por lo tanto, rezar  a Jesús para que aleje de nosotros al diablo, para que no le deje que se acerque”. 

¿Sabéis cuál es la mayor cualidad del diablo? Porque tiene cualidades: ¡es muy inteligente, más inteligente que los teólogos! Es muy inteligente, y esta es una cualidad. Pero la cualidad, la forma de ser más grande que tiene el diablo, ¿quién me lo dice?”, preguntó y un niño le respondió: “Ser malo”. 

Francisco insistió que el “diablo es un mentiroso”. “Porque te dice: mira lo bonito que es esto … Y hace lo mismo que hace la serpiente con el pajarito: lo mira, lo adormece  y luego se lo come”. 

“El diablo -continuó- con nosotros, te hace ver las cosas y te dice: “Esto es bonito, te sentará bien, no obedezcas a tu padre y a tu madre, no hagas esto, ve por este camino, te hará bien”, y luego te deja solo y serás derrotado”. 

“¿Cuál es la mayor cualidad del diablo?”, cuestionó de nuevo. “En el evangelio se le llama el padre de la mentira. Dios es el Padre de la bondad. Este no puede ser el padre de la bondad, porque es malo, como dijiste: ¡es malo, malo! Pero para hacerse pasar por bueno, dice mentiras”. Instruyó: “¡Vete, mentiroso!”. Así tenemos que decirle”. 

¿Cómo defenderse del diablo? “Con la oración. Porque viene el ataque. Ve a Jesús, que nunca dijo una mentira. Jesús no puede decir mentiras. Jesús siempre nos dice la verdad. A veces no nos gusta, porque hay algunas verdades dolorosas, pero Él las dice”. 

El Papa luego recordó que en la lucha espiritual contra el mal está María, “la Madre de Dios”. “Ella es la que nos trajo a Jesús. Y para defendernos contra el mentiroso, el diablo, también debemos ir a Nuestra Señora, ir a María y decir: “Madre, ayúdame, como has ayudado a tu Hijo Jesús”. 

“¿Podemos cometer errores, o no podemos cometer errores?”, preguntó una niña al Papa. “ Todos podemos cometer errores. ¿Yo también puedo equivocarme? Sí. ¡Porque es humano!. 

Todos podemos equivocarnos. ¿Y cómo no equivocarse? En primer lugar, pensar bien acerca de las dos opciones, cuál es la mejor, que así lo parece. Luego, pedir consejo en casa, a los catequistas, al cura, al sacerdote, al obispo”. 

El Papa instruyó a los niños y jóvenes sobre la oración y el diálogo con los adultos, la “gente buena” que se preocupa por ellos. 

Pedir consejo: “Me gustaría hacer esto o esto otro: ¿Qué debo hacer?” Y rezar. De esta forma pondremos a prueba las dos posibilidades y elegiremos la más grande”, sostuvo. 

Además, instó a los chicos y chicas a no ver el sacramento de la confirmación como la “despedida de la parroquia”.  Pues, un cristiano sigue luchando contra el mal durante su vida.

“La Confirmación nos ayudará a salir adelante en la vida, a luchar, y sobre todo les dará… un don muy grande: la alegría”, aseguró. 

Exhortó a los niños a defender su alegría y buscar consejo en los mayores que les quieren y defienden. Sucesivamente, comparó con la alegría momentánea que da el diablo.  “La gente piensa que cuando el diablo te dice “Haz esto”, te da alegría. Es una alegría aparente. Escuchen: ¿Les gustan los caramelos?”. 

Y comparó esas dosis efímeras de felicidad a una indigestión de caramelos. “El diablo te da la alegría de un momento, y luego tienes “dolor de estómago” en el alma. Tu alma está enferma. En cambio, el Espíritu Santo te da la alegría que no enferma. ¿Entendido?”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.