¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Oración para vivir y morir rebosante de amor

© Stones
Comparte

El Ofrecimiento al Corazón de Jesucristo de san Claudio de La Colombière

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La devoción al Sagrado Corazón, ampliamente extendida hoy por todo el mundo, le debe mucho a san Claudio de la Colombiere.

Este sacerdote jesuita fue el primero que creyó en las revelaciones místicas recibidas por santa Margarita en el convento de Paray le Monial, Francia, y se dedicó en cuerpo y alma a propagarlas.

Durante un mes de ejercicios espirituales, se sintió llamado a consagrarse al Sagrado Corazón. Esta es una de las oraciones que escribió:

 

Adorable y amable Corazón de Jesús,

en reparación de tantos pecados e ingratitudes

 y para evitar que yo caiga en tal desgracia,

te ofrezco mi corazón con todos los sentimientos de que es capaz

y me entrego todo a Ti.

Con la mayor sinceridad (al menos así lo espero)

desde este momento deseo olvidarme de mí mismo

y de cuanto pueda tener relación conmigo,

para eliminar todo obstáculo que pueda impedirme

entrar en tu Corazón divino que has tenido la bondad de abrirme

y en el que ansío entrar junto con tus servidores más fieles,

para vivir y morir invadido e inflamado por tu amor…

 

Sagrado Corazón de Jesús,

enséñame a olvidarme enteramente de mí,

ya que éste es el único camino para entrar en Ti.

Y puesto que cuanto haré en adelante será tuyo,

haz que no realice nunca nada que no sea digno de Ti.

 

Enséñame qué debo hacer para llegar a la pureza de tu amor,

del que me has infundido tan gran deseo.

Experimento una gran voluntad de complacerte,

pero al mismo tiempo me veo en la imposibilidad de realizarlo

sin tu luz especial y tu ayuda.

Cumple en mí tu voluntad incluso contra mi querer.

A Ti corresponde, Corazón divino de Jesús, cumplirlo todo en mí;

y de este modo, si llego a santo, tuya será la gloria de mi santificación.

Para mí esto es más claro que la luz del día,

pero para Ti será una magnífica gloria.

Sólo para esto deseo la perfección. Amén.

 

A lo largo de los siglos han sido muchas las personas que se han enamorado del Sagrado Corazón de Jesús. Aquí algunas de las frases más bellas que le han dedicado algunos santos:

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.