Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 19 agosto |
Santa Elena
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cómo san Claudio de la Colombiere descubrió el Sagrado Corazón

CLAUDE

Judgefloro-(mod. by Aleteia)-CC

Dolors Massot - publicado el 15/02/15

Descubre la bonita historia de un jesuita conocido por impulsar la devoción al Sagrado Corazón de Jesús

Claudio de la Colombière nació cerca de Lyon (Francia) en 1641, en una familia católica.

No le atraía la vida religiosa, pero descubrió que había nacido para ser sacerdote y entró en la Compañía de Jesús.

Estaba formado en Filosofía y Humanidades y era buen predicador. Por eso enseguida le encargaron varias tandas de ejercicios espirituales.

Y fue precisamente ese el momento en que se sintió llamado a consagrarse al Sagrado Corazón de Jesús.

Santa Margarita, una buena influencia

Después de ser ordenado sacerdote en 1675, conoció a Margarita María Alacoque, una religiosa (después santa) que pasaba un momento de prueba: sus superiores no la creían cuando decía que había recibido revelaciones del Sagrado Corazón.

Claudio de la Colombière la animó a perseverar confiando en Dios y comenzó él a difundir la devoción al Sagrado Corazón.

Viajó a Londres como predicador de la duquesa de York, pero allí fue injustamente encarcelado.

Se le condenó a muerte, aunque finalmente fue desterrado. Sin embargo, su salud quedó muy afectada.

El santo murió el 15 de febrero de 1682.

Santo patrón

San Claudio de la Colombière es patrono de fabricantes de juguetes y torneros.

Ofrecimiento al Corazón de Jesucristo (de san Claudio)

“Adorable y amable Corazón de Jesús,

en reparación de tantos pecados e ingratitudes

y para evitar que yo caiga en tal desgracia,

te ofrezco mi corazón con todos los sentimientos de que es capaz

y me entrego todo a Ti.

Con la mayor sinceridad (al menos así lo espero)

desde este momento deseo olvidarme de mí mismo

y de cuanto pueda tener relación conmigo,

para eliminar todo obstáculo que pueda impedirme

entrar en tu Corazón divino que has tenido la bondad de abrirme

y en el que ansío entrar junto con tus servidores más fieles,

para vivir y morir invadido e inflamado por tu amor…

Sagrado Corazón de Jesús,

enséñame a olvidarme enteramente de mí,

ya que este es el único camino para entrar en Ti.

Y puesto que cuanto haré en adelante será tuyo,

haz que no realice nunca nada que no sea digno de Ti.

Enséñame qué debo hacer para llegar a la pureza de tu amor,

del que me has infundido tan gran deseo.

Experimento una gran voluntad de complacerte,

pero al mismo tiempo me veo en la imposibilidad de realizarlo

sin tu luz especial y tu ayuda.

Cumple en mí tu voluntad incluso contra mi querer.

A Ti corresponde, Corazón divino de Jesús, cumplirlo todo en mí;

y de este modo, si llego a santo, tuya será la gloria de mi santificación.

Para mí esto es más claro que la luz del día,

pero para Ti será una magnífica gloria.

Solo para esto deseo la perfección. Amén.”


MARGARET

Te puede interesar:
Margarita María Alacoque, mensajera del Sagrado Corazón de Jesús


SACRED HEART,IMMACULATE HEART

Te puede interesar:
Infografía: Símbolos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María

Tags:
franciaSagrado Corazónsantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.